Blog 
Reflexions - Reflexiones
RSS - Blog de Antonio Ruiz Cano

El autor

Blog Reflexions - Reflexiones - Antonio Ruiz Cano

Antonio Ruiz Cano

Ex-Directivo de Empresas Públicas. Licenciado en Derecho y Graduado Social. Procuro ser objetivo en mis apreciaciones y fundamentar mis afirmaciones,con datos preexistentes, a ser posible contrastados.

Sobre este blog de Nacional

Reflexionar desde otra perspectiva y quizás diferente visión sobre los acontecimientos que nos afectan a los valencianos en todos los aspectos.


Archivo

  • 21
    Diciembre
    2010

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    FALTA DE IMAGINACIÓN

     Con el titular “Seis estaciones del metro y el tranvía cambian de nombre” un periódico de ámbito local dio a conocer el pasado día 11 del presente mes las modificaciones que han sido acordadas por Ferrocarriles de la Generalitat en la denominación de distintas Estaciones, Apeaderos y paradas de tranvía y no logro deducir el alcance y gran trascendencia de esta medida considerada como “más importante de lo que parece” por el redactor, a menos que el cambio represente equiparar las paradas de tranvía a las estaciones, según parece desprenderse del titular antes transcrito.

    Supongo que el pequeño terremoto” que se anuncia en este artículo, no sólo se pueda producir por esta decisión, que particularmente considero desacertada, ni por qué, según refiere “las palabras marcan las cosas por su significado”, que utilizando las acepciones al efecto creo que significa que... los nuevos nombres se corresponden con aquello más destacado o utilizado por la ciudadanía que se halla en las proximidades de cada estación o parada. 

    Con todo, aún no consigo entrever por qué ..”Es más importante de lo que parece”, a menos que este cambio de nombres implique algo que no se pueda inferir de la lectura de los nuevos nombres o de la eliminación de un nombre anterior que representa la erradicación de un penoso y funesto recuerdo, es decir el trágico accidente sufrido hace poco más de 4 años.

    Hay otros aspectos que tampoco parece que puedan suponer  “un pequeño ‘terremoto’”, como la mezcolanza de nombres, la mayoría compuesta por el nombre anterior al que se adiciona algún aspecto concurrente en la misma localización de la parada o estación, o la adición para formar otro nombre compuesto de unos nombres en valenciano a otros preexistentes en castellano.

    En relación con la conformación de los nuevos nombres considero que no ha existido un criterio unívoco para decidir si todos deberían ser compuestos o porqué unos deben ser sencillos y otros no.

    Tampoco resulta inteligible que habiendo figurado la mayoría de las adiciones a los nombres anteriores, en valenciano, no se haya establecido el nombre de Joaquín Sorolla en esta misma lengua. Obviamente también identificable (fonéticamente) con el de la nueva estación del AVE.

    Resulta totalmente ilógico y producirá irremediablemente un enconamiento de los familiares de las 43 victimas del accidente del 3 de Julio de 2006, el cambio de nombre de la estación de Jesús, pues, aparte de que se trata de asignar el nombre de la estación PROVISIONAL del AVE de la cual está tan próxima como ésta la estación de Bailen, que por otra parte tiene la misma ubicación que la futura estación DEFINITIVA del AVE con sus correspondientes intercambiadores.

    Por último, estimo que tampoco justifica el cambio de nombre de Hospital por el de una extensa partida de los términos municipales de Valencia y Picanya que realmente no es tan conocida en la actualidad, como es Safranar, en lugar de denominar este apeadero con el nombre del Hospital Peset Aleixandre y que, por otra parte, se percibe que ha sido adoptado de rebote para suavizar en su globalidad los perjuicios por todos los cambios, ya que el nuevo hospital de La Fe, siempre podrá llamarse como seguramente se dirá coloquialmente, es decir la Nueva Fe.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook