Blog 
Reflexions - Reflexiones
RSS - Blog de Antonio Ruiz Cano

El autor

Blog Reflexions - Reflexiones - Antonio Ruiz Cano

Antonio Ruiz Cano

Ex-Directivo de Empresas Públicas. Licenciado en Derecho y Graduado Social. Procuro ser objetivo en mis apreciaciones y fundamentar mis afirmaciones,con datos preexistentes, a ser posible contrastados.

Sobre este blog de Nacional

Reflexionar desde otra perspectiva y quizás diferente visión sobre los acontecimientos que nos afectan a los valencianos en todos los aspectos.


Archivo

  • 05
    Diciembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LOS BANDAZOS DE RITA

     No es banal el titular de este artículo pues tiene doble sentido (o más), ya que además de los tumbos que se dan desde la Alcaldía en materia orden público y el exigible cumplimiento de las leyes y ordenanzas, también se producen muchos Bandos que exclusivamente tienen el efecto “placebo” de dictar normas acordes con la legalidad y el debido respecto a la ciudadanía, pero sin aplicación práctica alguna.

    Actualmente los valencianos se están percatando y sufriendo en muchísimos casos la política oportunista, errática y antojadiza que, lejos de adoptar las reglas y prácticas que corresponde implementar desde su promulgación, obvia su implantación y, aún más con la mayor desfachatez, y a riesgo de sufrir en algunos casos verdaderas tragedias, opta por el “laissez faire laissez passer”, como en el caso de la Ordenanza y Buenas Prácticas para la utilización de los petardos y pólvora en general, ya en vigor en municipios menos traqueros.  

    En esta semana, a título ejemplificador, nuestra Policía Local ha sorprendido a centenares de ciudadanos que han infringido las Ordenanzas de uso de las bicicletas en nuestras calles y también a algunos propietarios de perros en aplicación de la Ordenanza de Tenencia de Animales domésticos y que, dada la presunción iuris tantum de que adolecen los agentes policiales, las denuncias por estas infracciones serán totalmente correctas e ineluctables. 

    Estas medidas no sólo me parecen propias de truhanes sino también improcedentes para una administración recta, honesta y trasparente, ya que lo que realmente debió acometerse en su momento era la profusa difusión de las distintas situaciones sancionables, la correcta tipificación de las conductas infractoras, la publicación de buenas prácticas y las facilidades disponibles para evitar las faltas y obviamente desarrollar debidamente las ordenanzas, señalando la cuantía de las sanciones en cada caso, pero jamás aplicar sorpresivamente una normativa obsoleta, poco precisa y sin determinación punitiva, después de 20 años ignorándola.  

    No es la primera vez que escribo sobre este asunto, aunque bien me gustaría que fuera la última. Como muestra de la sensibilidad que tengo por estas cuestiones les reflejo los links de algunos artículos que he publicado:

    http://www.lasprovincias.es/prensa/20100409/opinion/cartas/bicicletas-para-verano-20100409.html

    http://comunidades.levante-emv.com/blogs/arcanoplus/discrepancia_absoluta-1060.html  

    Finalmente, creo que corresponde reivindicar que después de estos puyazos puntuales y oportunistas, en absoluto aleccionadores ni educadores, las Ordenanzas, los Bandos y cualesquiera otras normas, deben operar y ejecutarse como procede en derecho, siendo las reglas para utilizar y hacer observar a los ciudadanos la conducta correcta, y no instrumentos para, conforme convenga a la Alcaldesa de turno, utilizarlas o no, según como se manifieste el respetable.

     

     

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook