Blog 
Reflexions - Reflexiones
RSS - Blog de Antonio Ruiz Cano

El autor

Blog Reflexions - Reflexiones - Antonio Ruiz Cano

Antonio Ruiz Cano

Ex-Directivo de Empresas Públicas. Licenciado en Derecho y Graduado Social. Procuro ser objetivo en mis apreciaciones y fundamentar mis afirmaciones,con datos preexistentes, a ser posible contrastados.

Sobre este blog de Nacional

Reflexionar desde otra perspectiva y quizás diferente visión sobre los acontecimientos que nos afectan a los valencianos en todos los aspectos.


Archivo

  • 31
    Marzo
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Mayor implicación sindical.

     Por algunos foros de internet y también a través de algunos artículos y cartas publicadas en la prensa escrita he podido constatar que existe cierto desencanto por parte de algunos trabajadores con determinadas actuaciones sindicales.

    Hace unos días, en este periódico, un trabajador del Servicio Valenciano de Salud, que ha sido trasladado a la Nueva Fe, se quejaba de que este cambio de destino le ha ocasionado multitud de perjuicios y que, sin embargo el Sindicato en el que estaba afiliado no había conseguido que este cambio no afectara tanto a los colectivos movilizados, pues además de las obvias molestias provocadas por el cambio de ubicación de su lugar de trabajo y los desplazamientos que éste ocasiona, también les ha ocasionado la pérdida de una importante parte de sus salarios para atender los gastos derivados de éstos, como el transporte, público o privado, ya que en ambos casos se han encarecido ostensiblemente sus desplazamiento diarios, y asimismo, el aparcamiento.

    Parecido sentimiento de frustración y perplejidad tuve, cuando hace unas fechas leí las manifestaciones de un líder sindical de CCOO., que abordando el problema del infra-empleo y empleo sumergido, producido en parte por la necesidad de cuidados, atención y vigilancia de las personas dependientes, culpaba tanto a las Administraciones, como a los familiares, de la situación en la que se hallan los/las trabajadores/as, que realizan estas labores, generalmente inmigrantes, por su desprotección, falta de cobertura ante cualquier contingencia de enfermedad o accidente y salario raquítico o de miseria.

    De ninguna de las maneras, y cualesquiera que sea la situación económica del país o de las familias, jamás debemos estar de acuerdo con estas manifestaciones y mucho menos si, como es mi caso, estamos convencidos del protagonismo que deben asumir los sindicatos para afrontar y resolver y, en la medida que sea posible, defender, reclamar, rescatar, denunciar y o reivindicar derechos consolidados a los que son acreedores los trabajadores en general.

    Si, como antes indicaba, resulta incuestionable e insoslayable esta actividad atribuible a los sindicatos, en defensa de los trabajadores en general, entiendo que cuando se trata del colectivo de inmigrantes que llevan a cabo, de forma ilegal, los trabajos de atención y cuidados de nuestros mayores, deberían ser más rigurosos en su defensa, dado que se trata de trabajadores totalmente indefensos, que no sólo sufren los abusos derivados de su situación de precariedad y necesidad, sino que además son estafados por supuestas Agencias de Cuidadores de Mayores, que desnaturalizan la pertinente relación laboral con contratos de otras características.

     

     

     

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook