Blog 
Reflexions - Reflexiones
RSS - Blog de Antonio Ruiz Cano

El autor

Blog Reflexions - Reflexiones - Antonio Ruiz Cano

Antonio Ruiz Cano

Ex-Directivo de Empresas Públicas. Licenciado en Derecho y Graduado Social. Procuro ser objetivo en mis apreciaciones y fundamentar mis afirmaciones,con datos preexistentes, a ser posible contrastados.

Sobre este blog de Nacional

Reflexionar desde otra perspectiva y quizás diferente visión sobre los acontecimientos que nos afectan a los valencianos en todos los aspectos.


Archivo

  • 02
    Noviembre
    2011

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Polémica absolución

     En relación con el fallo del juicio por prevaricación celebrado recientemente contra el edil responsable de Urbanismo Sr. Bellver y cuatro técnicos de su departamento, por obviar los preceptivos informes de la Dirección General de Patrimonio en actuaciones que afectan a Bienes de Interés Cultural, como ahora en el Jardín de Monforte, ha confundido a muchísimas personas de buena fe que no entienden la lógica, sistemática y hermenéutica de la ciencia jurídica, por varias cuestiones:

     

    1. Que la precisión léxica demostrada por la doctrina jurídica y la judicatura no haya sido capaz hasta nuestros días de establecer una terminología expresiva y adecuada del resultado del proceso que refleje la ausencia o falta de elementos para determinar la culpabilidad sin paliativos de quién por acción u omisión ha perpetrado un ilícito penal, ya que la “absolución” hace presumir una inocencia inexistente.
    2. ¿Podrían haberse considerado inimputables por la falta de consciencia de la presunta vulneración legal o de los resultados de sus actuaciones, ya que su estado mental o competencia en materia urbanística no eran los necesarios y requeridos?.
    3. Algún articulista ha recordado el aforismo jurídico según el cual “el desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento”, obviamente inaplicable para cumplir todos los extremos del ilícito penal de este delito, en el que se requiere que la acción se lleve a cabo sabiendo que se realiza o se evita incorrectamente su cumplimiento de forma consciente.
    4. La connivencia entre los imputados para llevar a cabo la ejecución de la obra y con ello realizar la conducta inapropiada e injusta, tampoco ha podido probarse, pero difícilmente puede manifestarse así cuando se trata de una relación jerarquizada, en la que los técnicos deben obediencia a su superior, en este caso un cargo público y que necesaria y lógicamente harán cuanto les ordene para que les mantenga en sus puestos.
    5. De todas formas, a la vista de esta situación y comprobado el interés de la Sra. Barberá en acompañar a los supuestos infractores, se puede inferir que su ignorancia, si es que existía, no debería de quedar impune, ¿o no le es exigible la “culpa in vigilando”, cuando no sabe que las personas elegidas por ella han realizado actos irregulares? ¿dónde o cómo se pone de relieve la responsabilidad política?. De haber sucedido en cualquier empresa, estos responsables, por llamarlos de alguna manera, hubieran sido cesados o despedidos por su Jefe/a por cualquier causa o situación similar.
    6. Estas razones, y otras más que se pueden aducir no justifican en ningún caso la defensa encarnizada realizada en prensa por parte de la Sra. Alcaldesa, pues como he expuesto “absuelto no es en ningún caso equivalente a inocente” y, ahora si, para entenderlo en el sentido que pretende la Sra. Barberá, si que hay que ser “muy idiota”.(calificativo que el Sr. González Pons ha asignado a los votantes del PSOE.)
    7. Por otra parte, coincido plenamente con el argumento de Mónica Oltra, quien dijo en relación con este concejal que “si no es prevaricador es un inútil”. Avala esta afirmación el hecho de que el Sr. Bellver, sus técnicos y los múltiples asesores, debían conocer “necesariamente” las normas de protección de estos Bienes de Interés Cultural, pues es intrínsecamente parte de la materia con la que se ganan la vida.
    8. Los argumentos antes expuestos adquieren mayor verosimilitud a posteriori del fallo judicial comentado, porque si no es cierto cuanto se ha afirmado ¿a qué obedece el nombramiento de una nueva Directora General de Urbanismo con tanta premura, sin dejar pasar el tempo suficiente para que los ciudadanos olviden este fiasco y a pesar de la grave situación de crisis que sufre la administración en general? ¿Resultaba tan urgente para incrementar ya la crecida nómina del Ayuntamiento con otro profesional a cargo del erario público? ¿Es tan evidente la ineptitud de los actuales responsables, que es necesario arroparlos?.
    9. Asimismo, considero que este fallo judicial abunda en la creciente desconfianza que la ciudadanía tiene de sus representantes políticos y de la judicatura y entiendo que se ha perdido una magnifica ocasión para poner coto a los desmanes políticos en la ejecución de actos a veces ilícitos y que en otras ocasiones rozan la ilegalidad más flagrante.
    10. Finalmente, en cualquier creo que debemos respetar la decisión de los jueces aunque la consideremos injusta o desacertada, sin que se distorsionen por la Alcaldía, interesadamente, su recto sentido, llamando inocentes a quienes no se ha culpabilizado por no realizar correctamente su actividad, confundiendo así a la ciudadanía.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook