Blog 
Reflexions - Reflexiones
RSS - Blog de Antonio Ruiz Cano

El autor

Blog Reflexions - Reflexiones - Antonio Ruiz Cano

Antonio Ruiz Cano

Ex-Directivo de Empresas Públicas. Licenciado en Derecho y Graduado Social. Procuro ser objetivo en mis apreciaciones y fundamentar mis afirmaciones,con datos preexistentes, a ser posible contrastados.

Sobre este blog de Nacional

Reflexionar desde otra perspectiva y quizás diferente visión sobre los acontecimientos que nos afectan a los valencianos en todos los aspectos.


Archivo

  • 13
    Noviembre
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    POR ENREDAR O POR MALA FE

     Muy a pesar de las provocaciones constantes, lesivas e hirientes del Gobierno de la Nación últimamente me estaba costando mucho escribir y puedo asegurar que no ha sido por indolencia, sino que la causa fundamental radica en el cúmulo exorbitante y desproporcionado de las ya incontables medidas humillantes, retrógradas e injustas que se están dictando desde el Ejecutivo sin posibilidad de freno alguno dada la mayoría absoluta en el parlamento del partido en el poder con el que pone en práctica este estado de demodictadura.

    Así pues me resultaba difícil escoger un tema o medida sobre el que expresar mi opinión, ya que son multitud las cuestiones que deben abordarse y, por otra parte, ya somos legión los que nos aventuramos a contestar o denunciar tanta infamia (entiendo que se ajusta perfectamente dada la etimología del término) infringida (término que también resulta adecuado por cuanto existe una total vulneración de las promesas pre-electorales).

    El asunto que he elegido hoy, puede parecer de escasa importancia, pero es una muestra de la forma torticera que está legislando este gobierno a través del Real Decreto Ley, que obviamente no le es difícil convalidar dada su presencia parlamentaria, se trata de una parte muy sensible del Real Decreto-ley 16/2012, de 20 de abril, de medidas urgentes para garantizar la sostenibilidad del Sistema Nacional de Salud y mejorar la calidad y seguridad de sus prestaciones, concretamente de su capítulo IV - Medidas sobre la prestación farmacéutica-, criticable en diferentes aspectos y en particular el Artículo 94 bis, que afecta a un segmento muy vulnerable de la población.

    Dicho artículo que establece la aportación de los beneficiarios de la prestación farmacéutica, exceptúa del pago entre otros sujetos de derecho a las personas con discapacidad en los supuestos contemplados en su normativa específica, sin determinar los niveles de discapacidad  a los que se les debe aplicar la excepción, ni dictar norma reguladora posterior que determine los grados de discapacidad a los que se aplica y haciendo una omisión que resulta chapucera incongruente e injusta, ya que no asimila ni establece las pertinentes equivalencias entre las susodichas discapacidades y otras evidentes y de mayor entidad como las sufridas por las personas dependientes de grados II y III.

    Esto no sólo resulta paradójico, sino que demuestra, una vez más la falta de sensibilidad y conciencia de los señores del Partido Popular que nos gobiernan, creo que en su mayoría católicos y que, con estas triquiñuelas de mentes obtusas, abocan a las personas más necesitadas a realizar multitud de trámites  burocráticos, para al final, si los entorpecen lo suficiente que no se les reconozca un derecho al que son acreedores, es decir a la equiparación como minusválidos, que lo son, a los efectos de la exención de su aportación en el gasto farmacéutico.

    "La presunta racionalización del gasto público" esgrimida por el Gobierno, bajo cuyos auspicios y de las directrices fijadas por el Parlamento Alemán, para eliminar muchos derechos y beneficios, entre los que se encuentran los del "Real Decreto" citado, me harían reír a mandíbula batiente (por expresar gráficamente como nos vamos a quedar en esta legislatura), por su falta de sentido común (repetido con insistencia por el Presidente Rajoy), pero la falta de equidad y la contumacia con la que actúan los Populares en favor de sus "promotores" y obviamente contra los intereses de los más necesitados allá donde gobiernan, me entristece profundamente.

    En relación con este tema, el Partido Popular ha hecho algo más vergonzoso y ponzoñoso queriendo hacernos creer que todas las medidas que ponen en práctica no sólo son las que corresponden, sino que además dan los resultados que se perseguían. En ese sentido, después de dictar el repetido Real Decreto Ley, han reiterado y propalado por todos los medios, sin que  apenas hubieran transcurrido dos meses desde la entrada en vigor de la norma,.... que se han reducido en un 16% las recetas y un 28% el gasto farmacéutico, por el efecto disuasorio de la aplicación de estas aportaciones, denunciando implícitamente tanto a los beneficiarios de estas prestaciones como a los facultativos que las prescriben como defraudadores, cuando, sin que nos ayuden en exceso los medios periodísticos (muchos de ellos comprados), todos conocemos los estafadores que nos han llevado a las situación que sirve de excusa para devolvernos al pasado siglo.

     

     

     

     

     

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook