Blog 
Reflexions - Reflexiones
RSS - Blog de Antonio Ruiz Cano

El autor

Blog Reflexions - Reflexiones - Antonio Ruiz Cano

Antonio Ruiz Cano

Ex-Directivo de Empresas Públicas. Licenciado en Derecho y Graduado Social. Procuro ser objetivo en mis apreciaciones y fundamentar mis afirmaciones,con datos preexistentes, a ser posible contrastados.

Sobre este blog de Nacional

Reflexionar desde otra perspectiva y quizás diferente visión sobre los acontecimientos que nos afectan a los valencianos en todos los aspectos.


Archivo

  • 17
    Febrero
    2012

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    ¿REFORMA O ABOLICIÓN DE DERECHOS?

     Después de leer detenidamente todo el contenido de la denominada “reforma laboral”, me es difícil destacar cuál de todos los numerosos perjuicios para los trabajadores, introducidos por esta norma, resulta más lesivo, ya que todo el decreto está plagado de atentados a los logros alcanzados por los trabajadores y sus sindicatos durante el último siglo.

    No me sorprende en absoluto esta manera de proceder del Ejecutivo del Partido Popular, al que, a mi entender, le ha venido muy bien, en diferentes aspectos, la crisis que padecemos principal y casi exclusivamente los españoles con menos recursos, pues, primeramente, le ha servido para auparse al poder, en segundo lugar esta mal llamada reforma la ha utilizado para legalizar todas las condiciones ventajosas o bicocas propuestas por los empresarios en las sucesivas negociaciones de los últimos 70 años y por último ha colocado a los trabajadores dónde ellos entienden que les corresponde, es decir, sometidos sin cortapisas al poder del empresario y al albur de sus ingeniosas ideas, de su inspiración y/o caprichos.

    Todo cuanto he referido no es fruto de mi imaginación, ni una deducción, ni tampoco se trata de conclusiones apresuradas basadas en simples teorías, pues cualquier lector sagaz y ávido de información puede constatar las intenciones de la derecha española y del empresariado de ídem en las hemerotecas, en las fechas cercanas a cada pacto nacional entre los agentes sociales.

    Si entre todos estos “retrocesos” existen algunos sobre los que no es necesario abundar ya que se han difundido suficientemente y ponen en evidencia la taimada, engañosa y desleal forma de actuar del partido ganador de las elecciones, p.e. en el caso de las indemnizaciones por despido cuyas rebajas fueron negadas por toda la cúpula Popular durante toda la campaña electoral, se han decretado otros que delatan nuevamente sobre quienes recaen los perjuicios de la ineficacia de nuestros gobernantes, banqueros y empresarios.

    Tampoco es necesario ser un experto en Derecho del Trabajo para percatarse que el decreto-ley otorga a los empresarios sin distinción un poder omnímodo que, sin pretenderlo o sin ponerlo de manifiesto, subordina absolutamente todo a la producción (me recuerda esto otras épocas y otros regímenes) e ignora, en general, las necesidades o exigencias de formación, familiares, etc. etc. de las “personas” (que también son los trabajadores) para compatibilizarlas con el trabajo, pues no condiciona los cambios de horarios, funcionalidad, salario, etc. a ninguna circunstancia.

    Entre los puntos más que discutibles de estas novedades legislativas se halla la ampliación innecesaria del periodo de prueba que representa una facilidad más para la explotación de los trabajadores, el cual no señala para qué estatus profesional ha de ser aplicable. Esta norma jamás debiera ser promulgada y menos ser utilizada por los pequeños y medianos empresarios que, en su mayoría no tiene ni formación académica ni profesional.

    Particularmente puedo dar testimonio de algunos contratos (v.g. de administrativos) en los que se les insertaron periodos de prueba para licenciados (hasta ahora 6 meses) y concluido este período se comunicó a los afectados el ultimo día (del semestre) la no superación de la prueba, lo que demuestra también una denostable falta de ética de algunos empresarios ¿no es así?. En definitiva, no creo que en su mayoría estos empresarios hayan evolucionado lo suficiente para poner en sus manos estos instrumentos.

    Incalificable es también la norma que posibilita la modificación unilateral de cualquiera de las condiciones de trabajo por parte del empleador, que podría devenir en rescisión del vinculo laboral, en aquellas empresas que tengan o prevean tener pérdidas o disminuyan su nivel de ingresos durante dos trimestres consecutivos, porque esta medida, tal cual está redactada, es utilizable tanto en las empresas que compitan en un sector en decadencia, como para aquellos que desarrollan actividades en una rama de la producción en auge, en cuyo caso la situación de crisis obviamente no sería la consecuencia de una hipotética mala situación del mercado para ese sector, sino que, inequívocamente, sería el resultado de una mala gestión económico-empresarial, cargando asimismo la ineficacia e ineptitud del empresario sobre los trabajadores. ¿no es evidente?.

    Así, esta reforma en la que además se ha marginado a los sindicatos, en palabras de la Sra. Cospedal ”han perdido su influencia”, lo que realmente ha sucedido es que se ha dejado en una clara situación de indefensión al trabajador que jamás podrá hacer valer sus derechos residuales ante el empresario, ya que no tiene ningún poder ni tutela si no se procura cobertura sindical y, tal como se presentan con esta norma....mucho peor, ya que se le colocará en una situación de cuasi-esclavitud.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook