Blog 
RITOS SAGRADOS DEL FUEGO VALENCIANO
RSS - Blog de ANDRES CASTELLANO MARTI

El autor

Blog RITOS SAGRADOS DEL FUEGO VALENCIANO - ANDRES CASTELLANO MARTI

ANDRES CASTELLANO MARTI

Investigador recuperador de los ritos valencianos del fuego. ...

Sobre este blog de Comunitat

El Mesimfotisme Valensia, el negativo, hace que ignoremos los cimientos de nuestra propia casa, incluso que menospreciemos a quienes nos indican las cualidades de la misma, o que nos riamos de aquellos que nos avisan de cómo tenemos el tejado. O nos enfadamos si nos dan títulos que sonando mal nos h...


Archivo

  • 05
    Octubre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    A DONAR PATRIA A BALEARS ARAGONESOS VALENSIANS CATALANS.

     


     

    CRIMINALS I.

    En la Memoria Histórica de España tenemos dudas de qué hubiera pasado si las cosas hubieran sido dirigidas por otros, si en vez de ser los protagonistas los unos hubieran sido protagonistas los otros.

    Para saber la respuesta solo tenemos que retroceder a los orígenes templarios, y ver lo que ellos vieron cuando Pedro el Piloso es muerto en combate, defendiendo los territorios cataros de su mujer. Muerte en manos de los cruzados de Roma. Muerte que deja a Jaime I en manos de los templarios quienes ven en él a una persona con gracia para ser rey. Rey que llega a serlo, por la gracia de los templarios, no por la voluntad de los nobles catalanes que nunca se lo hubieran permitido.

    Y así es como se urde el hacer rey a un noble cuyo padre ha muerte excomulgado, a y él se le excomulga dos veces. Personaje que finalmente es nombrado rey de Valencia, contra la decisión papal que en cristiano nunca lo nombra rey.

    Pero aquí no vamos a recuperar toda la historia. Aquí sólo nos planteamos la pregunta ¿Que hubiera pasado si en el Compromiso de Caspe se elige a un noble catalán? Y ese noble hubiera dado una estirpe de reyes hasta hoy en día.

    Pues hubiera pasado que ni Burgos, ni Toledo, ni Madrid, hubieran sido nada, pues la residencia real y de quienes les administraran hubiera sido Barcelona. Ciudad que al fin y la postre también se hubiera lucido. Con la variante, de que todos se hubieran olvidado de su origen condal y la mencionarían como capital de España. El escudo de dicha España hubiera sido el mismo, pues los catalanes también hubieran tomado todos los reynos, y no es fácil que se les escape nada.

    La moneda también hubiera sido la peseta, pues en catalán el nombre del dinero no importa, en catalán lo que importa es quién tenga la pela. Y dicha pela siempre navega en barco, y Barcelona tiene puerto.

    En dicha historia en catalán, también hubiera llegado la república. Y en Barcelona también hubiera habido anarquistas, comunistas, socialistas, y una burguesía que igual hubiera sido fascista o liberal, según la cotización de cada cosa en el mercado. También se hubiera dado la quema de iglesias, incluso la de Gaudí. Y también se hubieran fusilado a todos los empresarios catalanes que se pillara tal como ocurrió en 1936.

    También hubiera existido un general alzado contra la república catalana, con la variante de que su nombre hubiera sido Fransisco Pasarrius i Piugcercós.

    Y finalmente también hubiera regresado la monarquía catalana.

    De haber ocurrido la historia en catalán, en España se hablaría oficialmente el catalán. España no hubiera sido una nación castellana, hubiera sido catalana. Y por supuesto que muchas regiones históricas castellanas, o asturianas, o aragonesas, se hubieran sublevado con la intención de la independencia, -Pero nunca lo hubieran logrado, pues en la España catalana nadie se hubiera independizado, ni en la península ni en ultramar. En el Imperio Catalán de España nunca se pondría el sol.

    Y al día de hoy, también ocurriría, que un tal Rajoy, presidente autonómico iluminado de un rincón de la España catalana, estaría en la cárcel, por orden del presidente de la nación Señor Mas, que no consentiría que nadie atentara contra la Constitución que a España le dio en democracia su pueblo.

    Posiblemente de haber ocurrido así las cosas no nos fuera mal a los españoles.

    So. Andrés Castellano Martí.

    Continua en II.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook