Blog 
RITOS SAGRADOS DEL FUEGO VALENCIANO
RSS - Blog de ANDRES CASTELLANO MARTI

El autor

Blog RITOS SAGRADOS DEL FUEGO VALENCIANO - ANDRES CASTELLANO MARTI

ANDRES CASTELLANO MARTI

Investigador recuperador de los ritos valencianos del fuego. ...

Sobre este blog de Comunitat

El Mesimfotisme Valensia, el negativo, hace que ignoremos los cimientos de nuestra propia casa, incluso que menospreciemos a quienes nos indican las cualidades de la misma, o que nos riamos de aquellos que nos avisan de cómo tenemos el tejado. O nos enfadamos si nos dan títulos que sonando mal nos h...


Archivo

  • 11
    Septiembre
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    BURROS.

     

    BURROS.

    Tanacas, iten exvotos.

    Con más frecuencia de lo que debiera ser normal, aparecen personas con nombre y apellidos y -con éticas personales, que amparándose en leyes sectarias intentan deshacer aquello que a ellas les molesta. Personas que de normal tienen empeño de borrar a sus enemigos y todo lo que ellos representen.

    Esto no es nuevo, pues desde que existe el ser humano sobre la tierra, tenemos las conductas racionales y las irracionales acompañando todos los hechos históricos, siendo las racionales las que muestran máximo respeto a todo, y las irracionales las que todo lo destruyen y desaparecen. Siendo incluso hoy muy exagerado dicho comportamiento, si bien enmascarado en palabras hipócritas, en sentencias sectarias, en conductas burras.

    En concreto en todos los museos del mundo existen imágenes, insignias, amuletos, que en vulgar y en perfecto nos muestran las creencias de las generaciones anteriores que muchas veces no comprendemos. Siendo en muchos casos, piezas singulares que se salvaron en su momento de la conducta burra de los que metieron ganas en que aquello despareciera. Demostrando ser un país culto, aquel que posee las cosas no en museos, si no en natural.

    Así, estando todas las paredes de todos los templos griegos de la cultura antigua, llenos de exvotos de petición y agradecimiento, hoy de ser visitados estos lugares solo vemos ruinas, y aquellos que se han conservado, en sus paredes no están los exvotos que en ellos había.

    Los templos griegos de las creencias anteriores al cristianismo y al islamismo, fueron todos saqueados y de ellos desaparecidos todos sus exvotos. Pues tanto en cristiano como en musulmán se dijo que aquello eran ídolos. Aquello era herejía. Era cosa del demonio. Y quienes razonaban que aquello merecía en creencia respeto cultural e histórico, se les desapareció.

    Posteriormente arqueólogos franceses en la ciudad griega de Tanaca, encontraron escondidos una cantidad considerable de exvotos de la cultura griega antigua, que por milagro se han salvado de la burrera humana y su barbarie. Hoy son un tesoro que guarda Francia, y una parte de la historia humana que nos demuestra lo burros que somos los humanos, pues de los miles de exvotos que se hicieron se han salvado muy pocos.

    Burrera que en las tierras de Iberia se repite y repite, y no una si no mil veces. Aquí lo de desaparecer todo lo anterior -con excusa razonada, o sin ella, se repite muchas veces en un siglo. Y no importa la cultura que vivan las gentes, siempre existe un burro que todo lo desaparece.

    Aquí en España, y en concreto en tierras valencianas, hace 76 años también ocurrió lo mismo. Aquí hace 76 años con la excusa de lo burros que eran los enemigos de los unos, estos unos desaparecieron de los templos de los otros todo lo que pillaron; imágenes, ornamentos, libros, y a las personas que los cuidaban y a ellos estaban dedicadas. De los miles de exvotos que en los santuarios y ermitas había, libros, cuadros, tallas, medallas, todo fue desparecido. Se desapareció el respeto a la creencia, y miles de años de historia que en forma de exvotos la fe allí había dejado. A la hoguera y a la fosa fueron todos los exvotos y quienes los protegían.

    Quienes hicieron esta burra heroicidad histórica tenían nombre, de la misma manera que también tenía nombre el partido al que pertenecían. Y también color y símbolo la bandera que enarbolaban. Si bien muy pocos de los que cometieron las tropelías asumieron que hubieran hecho mal; los más alardeando el haber hecho lo que tocaba, posteriormente negaron su negativa conducta.

    Cuando la burrera iconoclasta desaparecedora de toda la cultura anterior, ella desaparece, de nuevo se recupera lo que de la atrocidad se ha salvado, y se llora lo desaparecido, cuya realidad ya nunca se podrá ver. Desaparecen y no se pueden recuperar los miles de exvotos quemados que en los santuarios se conservaban. Cuyo valor era infinito. Valor histórico y cultural.

    Y hoy se repite la historia, y los descendientes de aquellos que en su día quemaron iglesias, imágenes, exvotos, archivos y bibliotecas, hoy hacen valer sus leyes y de hacerles caso todo lo desaparecen. Tras ellos, de ellos triunfar, se repite la historia y todo desaparece.

    Y allí donde ellos triunfan, sólo se salva la historia que a ellos les conviene.

    Está claro que en humano no somos ejemplo de nada. Y mucho menos los valencianos.

    So. Andrés Castellano Martí.

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook