Blog 
RITOS SAGRADOS DEL FUEGO VALENCIANO
RSS - Blog de ANDRES CASTELLANO MARTI

El autor

Blog RITOS SAGRADOS DEL FUEGO VALENCIANO - ANDRES CASTELLANO MARTI

ANDRES CASTELLANO MARTI

Investigador recuperador de los ritos valencianos del fuego. ...

Sobre este blog de Comunitat

El Mesimfotisme Valensia, el negativo, hace que ignoremos los cimientos de nuestra propia casa, incluso que menospreciemos a quienes nos indican las cualidades de la misma, o que nos riamos de aquellos que nos avisan de cómo tenemos el tejado. O nos enfadamos si nos dan títulos que sonando mal nos h...


Archivo

  • 18
    Marzo
    2013

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    LA RAZÓN DE LA OFRENA A LA MARE. LA MISERICORDIA.

    LA RAZON DE LA OFRENA.
    La casualidad no existe en nada, todo tiene su razón y causa, si bien muchas veces dicha razón es manipulada por los humanos intereses. Y ese es el caso de nuestra Ofrena  la Mare, pues siendo su origen altamente honroso finalmente lo hemos adulterado y folklorizado, y del origen nada queda. Más a pesar de haber desaparecido el origen el milagro y la gracia original se mantiene.
    En origen lo que hoy es la plaza de la Virgen y la Catedral de Valencia, en los tiempos edetanos era una isla en medio del mar, en cuyo lugar y en creencia los edetanos habían horadado un pozo Airón en cuyas aguas anidaban serpientes. Siendo el lugar magico por excelencia pues allí desean morir los naturales, o que allí se les incinere.
    Y allí hacen los romanos cuando aquí llegan su Oppidium. Y alrededor del pozo hacen su principal templo. Cosa que repiten los visigodos cristianos transformando el templo romano. Cosa que repiten los islamistas haciendo su mezquita donde está el templo cristiano. Cosa que finalmente también hacen los cristianos últimos pues allí hacen su catedral.
    Y de la misma manera que en dicho lugar sagrado se mantiene la Ley Edetana de las Aguas, Tribunal de las Aguas, en el entorno sagrado del Airón se mantiene la piadosa tradición de incinerar o enterrar a los muertos. Pues desde los tiempos prehistóricos el lugar da en las gentes la predisposición misericordiosa de atender a quienes abandonan esta vida y van a la otra. Predisposición que en la cultura ultima toma el nombre de Misericordiosa Cofradía de Enterradores. Cosa que siendo también cristiana tiene sus orígenes en el origen de los tiempos.
    Y así es como llegados los cristianos a la Balansiya islámica, se encuentra con una casa Morabito, en la cual unos devotos de la misericordia atienden y entierran a quienes en su miseria nadie atiende. Sumándose a los caritativo islámicos los caritativos cristianos, pues en esencia la caridad de enterrar a los muertos es cosa humana, que todas las creencias mantienen.
    Cuando los cristianos son más que los islámicos, el morabito original pasa a oratorio Caseta de la cofradía de enterradores. En cuya Caseta sólo se tiene una parihuela caja de trasladar en caridad y misericordia a los muertos, a los cuales en la misma caja se traslada a todos.
    Y siendo en los tiempos cristianos posteriores a los islámicos, muchas los monasterios e iglesias que llenan la ciudad de valencia, es a la puerta de la Caseta de la Cofradía Misericordiosa a donde acuden las gentes en su agobio. Pues allí los santos en Dios  olvidados de los hombres  hacen el milagro de atender a los necesitados. Allí acuden más gentes en busca del milagro que a la propia catedral y a todas sus iglesias.
    Cosa que obliga a cristianizar el lugar tallando en vulgar la imagen de la Mare en Misericordia. Talla que se añade a la tapa de la caja de la Misericordia. Siendo finalmente el lugar pasado a capilla sobre cuyo altar se coloca la tapa de la caja. Capilla que suma en Valencia más devoción, o quizás la única devoción, que a todos convence.
    Será cuando Valencia viva en su realidad la más miserable de las miserias, pues el reyno español se divide y atomiza, cuando Valencia queda en un Cuartel y una ciudad meretriz, alumbrando su Virrey que la solución a todos los problemas solo puede ser espiritual, y de su pecunio hace la Nueva Basílica a la Mare. Y tomando la tapa del ataúd la personaliza y hace una imagen total símil a la humana. Y el milagro se da. Los problemas humanos desaparecen, y allí queda ubicada dentro de la  forma de imagen la talla que sobre la caja se tallara.
    De la tapa y de la caja de enterrar, los eclesiásticos valencianos se avergüenzan y finalmente la desaparecen.
    Incluso se desaparece la cofradía de los enterradores en Misericordia.  Y finalmente la basílica toma caracteres piadosos ajenos a su origen.
    Pero se haga lo que se haga, se transforme lo que se transforme, el lugar, la talla original, su gracia, nunca desaparece. Da Llumenà y atiende las peticiones que en humano agobio todos tenemos. Acudiendo al lugar las mujeres valencianas, primero en petición y solución de sus agobios, y después en agradecimiento. Agradecimiento que se muestra dejando a los pies de la imagen de la Mare una flor, o un ramo de flores. Ofrena que las mujeres de la huerta toman de de las hierbas naturales, y las de la ciudad de los jardines. Ofrena que se hace en cualquier día del año. Ofrena que en milagro, o en magia, o en inexplicable realidad, da a las mujeres Llumenà.
    Ofrena que terminada la guerra civil de 1936/39, las agobiadas mujeres valencianas convierten el altar a la Mare en un total florero. Cosa que los valencianos que recuperan la fiesta fallera tras la guerra hacen con toda la solemnidad que pueden.  Y contra todo pronostico eclesial, pero si con la certeza natural, se convierte en la única realidad espiritual de las fiestas falleras.
    Y siendo por predisposición eclesiástica de patrón masculino las fiestas falleras, del pare, en ellas prevalece por encima de todo la Misericordia de quienes aman a su prójimo en la miseria final, en la muerte. Cosa que que tiene su máxsima realidad en el sentimiento Mare.
    So. Andrés Castellano Martí.
     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook