Blog 
Sociedad Anónima
RSS - Blog de Eduardo Lagar

El autor

Blog Sociedad Anónima - Eduardo Lagar

Eduardo Lagar

Soy periodista de LA NUEVA ESPAÑA. Si quieres ponerte en contacto conmigo: llagar@epi.es

Sobre este blog de Comunitat

Historias encontradas entre la avalancha de la actualidad


Archivo

  • 28
    Enero
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    La corrupción roba 5.000 euros a cada español

    Pese a lo que andamos llorando por los bares y en las encuestas del CIS, la corrupción no nos debe molestar mucho a los españoles. Hay decenas de ejemplos de partidos y gobernantes pillados con las manos en la masa que luego revalidan la confianza del pueblo en las urnas. Con una mano nos dan el palo y con la otra la zanahoria, y no nos damos ni cuenta. Da la impresión de que la sustracción de fondos públicos no consiste realmente en un robo a todos y cada uno de nuestros bolsillos. Y no es un robo de calderilla precisamente. Las cifras están ahí y son de infarto.

    -Los nueve grandes casos de corrupción que ahora están en manos de la justicia (Malaya, Cursos de Formación, Pujol, ERE de Andalucía, Púnica, Gürtel, Palau, Bárcenas, Noos y Tarjetas Black) suman 10.000 millones de euros. Pero hay más...

    - En Valencia, el robo de los últimos años asciendió a 12.500 millones, según las cifras aportadas por Sergi Castillo en su libro “Tierra de saqueo”. Otros calculan que el daño que la corrupción causó en la actividad económica valenciana en la época de Camps ascendió a 1.184 millones, a razón de 395 milllones al año.

    -El año pasado, la Comisión Nacional del Mercado de la Competencia (CNMC) estimó que los sobrecostes en la contratación pública por incompetencia o corrupción suponían 48.000 millones.

    -En 2012, según un estudio del Instituto Alemán de Investigación Económica, el dinero defraudado hizo disminuir un 1% la riqueza de España. Entonces, la factura ascendía a 10.500 millones.

    Pero el hombre de la calle se pierde en estas magnitudes cósmicas. El agujero negro de los trincones nos marea. Hay que reducir la escala. El asunto empieza a doler de verdad cuando se hace el reparto por ciudadano. A cuanto tocamos. En lo concreto, en la dimensión de la economía doméstica, resulta hiriente. El periodista Casimiro García-Abadillo acaba de hacer las cuentas en lo relativo tan sólo al escándalo de Bankia. El coste por español de las reclamaciones por la venta de acciones de la entidad entonces presidida por Rato sería de 40 euros por cabeza. Si a eso le sumamos la inyección de capital público necesario para evitar la caída de la entidad, tocamos a 540 euros por español. En el mejor de los casos –que se recuperase el 60% de la inversión pública- “sólo” tendríamos que pagar 260 euros por cabeza.

    Otro cálculo interesante. Según un estudio de 2015 del Cemfi, un centro creado por el Banco de España, el llamado capitalismo de amiguetes y la corrupción que se desarrolló durante el ciclo expansivo de nuestro país han impedido que España sea un 20% más rica. Dicho de otra manera, nos ha “quitado” de nuestro potencial económico 200.000 millones de euros. Por seguir redistribuyendo el coste de la podredumbre: ahora cada español sería 5.000 euros más rico.

    Piense usted qué haría si hoy con 5.000 euros más. ¿Si no tuviera que pagar esos 540 euros para tapar el agujero que nos dejó el mago del milagro económico español? ¿Les empieza a doler ya en carne propia todo este saqueo? Quizá habría que exigirle al Gobierno, como primera medida para la regeneración, que nos enviase a cada español una factura anual detallada -¡y que se entienda, no como la de la luz!- de lo que nos cuesta mantener abierta esta inmensa fábrica de chorizos.

     

     

    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook