Blog 
Zoon politikón
RSS - Blog de Heliodoro Villanueva Corral

El autor

Blog Zoon politikón - Heliodoro Villanueva Corral

Heliodoro Villanueva Corral

Técnico por profesión con vocación literaria y formación humanística universitaria para unir lo mejor de ambos mundos e intentar aspirar al ideal renacentista.

Sobre este blog de Valencia

El ser humano, ese "animal político" de Aristóteles en tanto que vive en sociedad, será nuestro tema, Por ello y puesto que nada humano nos puede ser ajeno, nos ocuparemos preferentemente de política, sociedad, historia y cultura aunque sin dejar de lado manifestaciones como cine, deporte o televisi...


Archivo

  • 16
    Mayo
    2015

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Música Dire Straits

    Brothers in Band

    La “tribute band” gallega ofreció anoche en Elche una inmersión total en el repertorio del grupo británico Dire Straits, activo entre final de los setenta y principios de los noventa,

     El grupo, digno émulo de los “reyes del swing”, desarrolló un concierto lleno de pasión, fuerza y virtuosismo con sus momentos líricos y emotivos, sustentado por un conjunto de sólidos profesionales que nos retrotrajo al sonido de los Straits de su cénit entre los álbumes Alchemy-Brothers in Arms pero que no dudo en reducirse en algunas piezas a la compacta simplicidad de los orígenes, a la fuerza tranquila y sincopada de una guitarra solista, una rítmica, un bajo y una batería.

     La banda basó su sonoridad en la variedad expresiva que le permitía contar además con dos teclistas (piano y órgano Hammond) y percusión, a los que se unían en algunas canciones, el saxofón y la “pedal steel guitar”. Por otro lado, el guitarra solista, técnicamente excelente, hizo cantar a toda la gama de guitarras que ha usado Knopfler con su característico fraseo y desde las Fender más habituales, a la española electrificada de “Private investigations” o al icónico Dobro de “Romeo and Juliet”.

     El repertorio recorrió los principales éxitos de la banda, “Once upon a time in the west”, “Sultans of swing”, “Tunnel of love”, “Walk of life” o “Brothers in arms” además de los anteriormente mencionados pero incluyendo piezas relativamente más olvidadas de los primeros álbumes Communniqué y Making Movies. El concierto finalizó tras la tormenta llena de fuerza de “Telegraph road”, ”Solid rock” y “Money for nothing” con el lirismo tranquilo pero apasionado de “Local hero”.

     Con un inteligente empleo de las luces que creaban efectos atmosféricos evocadores, se alternaron diferentes estilos, con baladas y canciones más movidas. Destacó en especial un bajo y una batería potentes, que acompañaban perfectamente al solista que seguía la reconocible técnica de mano abierta, sin púa, de Knopfler y cuya voz también recordaba a la del escocés.

     Con estos mimbres, Brothers in Band consiguieron en su actuación de tres horas meterse al público en el bolsillo. El auditorio, de entorno a cuarenta años pero también con más veteranos y nuevas generaciones, un tanto tímido al comienzo, respondió y se entregó totalmente al grupo, batiendo palmas, coreando y siguiendo el ritmo, demostrando la universalidad de la propuesta de los Dire Straits, que han encontrado unos estupendos herederos en esta banda, llena de empuje, pasión y calidad.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook