Blog 
Zoon politikón
RSS - Blog de Heliodoro Villanueva Corral

El autor

Blog Zoon politikón - Heliodoro Villanueva Corral

Heliodoro Villanueva Corral

Técnico por profesión con vocación literaria y formación humanística universitaria para unir lo mejor de ambos mundos e intentar aspirar al ideal renacentista.

Sobre este blog de Valencia

El ser humano, ese "animal político" de Aristóteles en tanto que vive en sociedad, será nuestro tema, Por ello y puesto que nada humano nos puede ser ajeno, nos ocuparemos preferentemente de política, sociedad, historia y cultura aunque sin dejar de lado manifestaciones como cine, deporte o televisi...


Archivo

  • 15
    Marzo
    2016

    Comenta

    Comparte

    Twitea

    Política Elecciones pactos postelectorales partidos

    ¡Pactad, pactad, malditos!

    Parafraseando el titulo de la conocida película, una exigencia similar bien podríamos dirigírsela a gran parte de nuestros líderes y partidos políticos, cuya escasa cintura para el pacto puede abocarnos a unas nuevas elecciones, fracaso que sería el de unas máquinas de poder demasiado acostumbradas a los tiempos del bipartidismo, y que pretenden que las elecciones del pasado diciembre no han sucedido y el de unas alternativas todavía “verdes” y ancladas en posiciones maximalistas y teatrales, todos ellos con un juego de exclusiones mutuas que forma un rompecabezas difícil de encajar.

                En efecto, ha habido, eso sí negociaciones, con mucha puesta en escena y de cara a la galería pero salvo el peculiar pacto no-nato entre centro-izquierda y centro-derecha de PSOE y Ciudadanos (considerado cada uno por el otro en sus campañas, los compañeros de viaje de los independentistas y las juventudes del PP, respectivamente), poca disposición al acuerdo se ha demostrado. Así hemos asistido a un peculiar desfile con un Podemos exigente y teatral, un PP aislado en su cerrazón perpleja y unos PSOE y C’s tendentes a incorporar al pacto de investidura a sus vecinos ideológicos pero con más declaraciones genéricas que acuerdos programáticos.

                Presos de sus afirmaciones de campaña, de sus posiciones de partida y de sus tendencias hegemonistas y poco dialogantes, ahora los cuatro principales partidos se ven en la tesitura de la obligación del pacto para no cargar con el fracaso de volver a conducir a los ciudadanos a las urnas.

                Sin embargo, mucho nos tememos que no será un imperativo moral o el convencimiento ético de la necesidad del acuerdo por el bien del país los que los lleven a un eventual pacto, hoy por hoy, todavía lejano, sino el puro pragmatismo y la conveniencia electoralista y partidista que los ha estado guiando de que cada formación pueda perder más que ganar con unos nuevos comicios.

     

    Denunciar
    Compartir en Twitter
    Compartir en Facebook