banner buzzeando
Virales

La modelo que posa sin pelo para retar al cáncer

Andrea Sierra, de 17 años, comparte en su Twitter fotos en las que muestra los efectos de la quimioterapia que recibe

23.08.2016 | 07:59

Andrea Sierra, una modelo de 17 años de Texas, ha querido demostrar que se sigue sintiendo guapa a pesar de haber perdido su pelo por la quimioterapia que recibe como método de tratamiento para el cáncer que padece.

Bajo la frase: " El cáncer no me impide ser una princesa", la joven ha subido a su cuenta de Twitter las imágenes de una sesión de fotos en las que posa con un vestido de largo azul cielo, convirtiéndose así en ejemplo de superación para muchas y muchos jóvenes que atraviesan la enfermedad.


Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Una invitada termina de novia en una boda sorpresa
Una invitada termina de novia en una boda sorpresa

Una invitada termina de novia en una boda sorpresa

Un fotógrafo argentino sorprende a su pareja con un enlace que se ha convertido en un fenómeno viral

Una perra reconoce a la familia que la abandonó cuando fue a adoptar otro perro

Una perra reconoce a la familia que la abandonó cuando fue a adoptar otro perro

Una voluntaria de la perrera ha contado a través de facebook la historia de este animal

Un ´runner´ corre 12 km para pedirle a su novia que se case con él

Un ´runner´ corre 12 km para pedirle a su novia que se case con él

Un joven brasileño completó un recorrido que le permitió crear un mapa con la frase 'Cásate conmigo'

Una bebé despierta del coma cuando la iban a desconectar

Una bebé despierta del coma cuando la iban a desconectar

Los médicos recomendaron a sus padres desconectarla, pero estos se negaron

La carta de un profesor a los padres que se ha hecho viral

La carta de un profesor a los padres que se ha hecho viral

La misiva, escrita en Facebook, pide que no le den tanta importancia a las malas notas de los niños

Una mujer de 48 años da a luz a su nieto en el Reino Unido

Una mujer de 48 años da a luz a su nieto en el Reino Unido

Le ofreció el vientre a su hija Maddie, a quién un tumor en el útero le impidió tener descendencia