10 de octubre de 2016
banner buzzeando
Viral

El abrazo más cálido que enternece a las redes sociales

Las caricias que una niña de dos años le propicia a su hermana recién nacida conmueve a los usuarios

10.10.2016 | 13:54

Los hermanos, sobre todo en edades muy tempranas, se quieren y se odian con la misma intensidad. Pero este sincero abrazo entre una niña de dos años y su hermanita de pocos días ha logrado convertir este vídeo casero en viral con más de 400.000 reproducciones.

En las imágenes se ve cómo la madre le propone a su hija mayor, Ellia, que abrace a Tessa, su hermana de pocos días. La pequeña se dispone a llevar a cabo su gesto de cariño y abraza y acaricia el rostro del bebé con tal suavidad que la recién nacida consigue tranquilizarse.

Tras ver la reacción de su hermanita, Ellia confiesa a su madre que la quiere muchísimo y está feliz de ser su hermana mayor. El vídeo, que fue subido por la madre a Youtube, está siendo de lo más compartido en las redes sociales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

´Desafío Baila´, el nuevo reto viral que arrasa en las redes

´Desafío Baila´, el nuevo reto viral que arrasa en las redes

El desafío consiste en imitar la coreografía de la canción de Jason Derulo, 'Pull up'

Un enorme caimán sorprende a unos turistas en Florida

Un enorme caimán sorprende a unos turistas en Florida

El reptil pasó por delante de ellos tranquilamente, momento que aprovecharon para grabarle y...

´Death pose´, el nuevo y tétrico reto viral

´Death pose´, el nuevo y tétrico reto viral

Consiste en fotografiarse simulando estar muerto o habiendo recibido un golpe mortal

¿Quién dijo que los dinosaurios se extinguieron?

¿Quién dijo que los dinosaurios se extinguieron?

El vídeo de 'Godzilla', un enorme cocodrilo, cruzando un sendero en Florida se vuelve viral

Un zorro dentro de un bloque de hielo, la imagen del temporal de frío en Alemania

Un zorro dentro de un bloque de hielo, la imagen del temporal de frío en Alemania

Un cazador alemán lo encontró en el río Danubio y lo exhibe a las puertas de su hotel en Fridingen