06 de septiembre de 2015
06.09.2015

Día de super mujeres

El triatlón vuelve a reunir a cientos de valientes en la Dársena. La emoción se desata al final de una prueba que sirve de iniciación para mucha triatletas

06.09.2015 | 04:15
Día de super mujeres

Hay un momento en la vida que marca un antes y un después. Un reto en el horizonte tras el cual sentir que se ha subido un nivel. Ayer, este paso lo lograron muchas de las que se estrenaban en el triatlón de la mujer de Valencia y que quedaron así ya «enganchadas» a esta disciplina tan completa.

MªJosé Tomás y su pareja, Pichi, dieron todo un ejemplo de que el deporte y el amor se pueden combinar perfectamente. Además, su hijo, Alex, que también es ya triatleta, realizó con Tomás los últimos metros. Y al final se abrazaron entre gran emoción: «Ha sido una experiencia muy bonita, con muchas mujeres, me ha resultado pesado, pero también muy reconfortante», decía Tomás mientras su hijo, para quien ella es todo un ejemplo, la contemplaba orgulloso. «Me lo marqué como objetivo y aquí estoy en mi segundo triatlón, y además en familia».

Precisamente, este triatlón sirve para unir más a familiares que se animan para conseguir llegar al final. Así lo hicieron las veteranas hermanas Sela y Elena Jiménez. Estas valencianas son habituales de las carreras populares, pero este año se han lanzado por primera vez a por las tres pruebas atléticas. Ellas reconocían que, en su familias los hombres sí que hacían ya triatlones (algunos compiten hoy) y se animaron a igualarles porque «no vamos a ser menos». Para estas integrantes del equipos CEU-Run, lo más complicado fue «la bicicleta» porque no habían entrenado tanto.

Mucha emoción había también en los rostros de Ana Garés y su hija Loyola Sanchiz. La primera había cumplido este año 65 años y su hija le dijo que «no tenía que morirse sin probar un triatlón». Garés, que era la más mayor de todas las participantes se mostraba exultante: «Vi a mi hija tan ilusionada con que lo hiciera que no podía decirle que no». Y matizaba que, «como me iba animando tanto, he ido a su lado y no me he dado casi ni cuenta».

Esta veterana triatleta anima a toda la gente mayor «a intentarlo, porque se consigue con la cabeza, no con las piernas ni con la edad. Les diría que se animen». De ahí, se fueron directas al podio a celebrar esta gesta.

En esta prueba, como no, también se reunen amigas para competir juntas. Este era el caso, por ejemplo, del equipo Nosotras Deportistas formado ayer por Isabel, Amparo y Patricia. Isabel decía que era «su primera vez» y había sido «un reto personal», tras ver a sus amigas otros años realizando esta prueba. A cada una se le daba mejor una disciplina así que «entre las tres hacemos una triatleta completa», bromeaban.
Otras que se «picaron» entre ellas fueron las madres y profesoras del Colegio Salesianos. Un musical, y un posterior grupo de whatsapp sirvió para animarlas y coordinarlas para entrenar y competir en esta carrera a la que aseguran que volverán el próximo año.
La ganadora de la prueba fue la sub 23 Lucía Ramírez (42:52). Luego se disputaron otros triatlones como el supersprint y el sprint (ganado por Sharon García y Guillermo Ferrer) mientras que hoy se celebra el triatlón olímpico.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook