19 de octubre de 2015
19.10.2015

Cualquier motivo es bueno para lanzarse a correr

De nuevo miles de historias acaparan las calles de la ciudad de Valencia, aquí mostramos algunas de ellas

19.10.2015 | 16:57
Un Medio Maratón de Valencia 2015 de récord e historias personales
Play
Vídeo: Levante TV
Cualquier motivo es bueno para lanzarse a correr

Ya van 25 años de medio maratón y en un cuarto de siglo son miles y miles las historias que han circulado por el asfalto valenciano. Del que se estrena en este tipo de distancias al que, desde la veteranía, anima e introduce a otros y otras. Desde la que se lo dedica a sus hijos, a la que ya corre junto a ellos. Los hay que corren por una promesa, por un reto, por un sueño, por superarse a sí mismos y por tantos y tantos motivos que sería imposible resumirlos en estas líneas. Aquí hemos reproducido algunas de estas historias. No están todas las que son, muchas quedarán por descubrir en esta marea humana que fue una vez más el medio maratón, pero poco a poco los iremos conociendo.


JOAQUÍN, PILAR, FEDE Y FRAN

«Josevi, esta carrera la vamos a ganar»
Una constante que repite cada año pero que no por ello pierde un ápice de emotividad es la gente que corre para dedicárselo a un compañero, amigo o familiar que sufre alguna enfermedad. En el caso de la Gent de Foios el caso era aún más especial porque Josevi iba a correr con ellos, pero no pudo finalmente y por eso se hicieron estas camisetas con el lema «Josevi, esta carrera la vamos a ganar». Él finalmente estuvo, pero como público por lo que sus compañeros lo animan a que «se recupere y el próximo año corra con nosotros». Además, animaron a la gente a que se decida a correr porque «esto es impresionante».


DARÍO SAHONERO

Emocionado con la bandera de los pueblos indígenas
El medio maratón es un crisol de culturas. Desde Bolivia corría Darío Sahonero, que pertenece al club Los Pioneros de Latinoamérica, todo un clásico en este tipo de eventos, y que se estrenaba en esta distancia. Él, además, quiso brindar un homenaje a los pueblos indígenas bolivianos y entraba con su bandera oficial, la Wiphala, por lo que su emoción era máxima en la meta: «Estoy muy orgulloso de haber participado en esta carrera. Ha sido un poco cansado para mí, pero he llegado con mucho esfuerzo. La bandera pertenece a la sangre indígena de Bolivia. Ha sido muy emocionante, me ha gustado mucho y seguiré participando». Y añadía: «Me emociona mucho ver a los compañeros participar y esto es lo que me anima para seguir. Estoy inscrito en el maratón y voy a participar llevando la bandera indígena también».


KARINA CÓRDOBA

Una argentina que va a por la mínima para los Juegos
Entre tanto atleta popular también hay deportistas que buscan ponerse a prueba de cara a conseguir una buena marca en el maratón. Este era el caso, por ejemplo, de la argentina Karina Córdoba que entró la 16 en mujeres con 1:16:05 y que intentará en el maratón lograr clasificarse para los Juegos Olímpicos: «Quiero hacer mínima para los Juegos por mi país, Argentina, así que estoy súper contenta. Me siento a tope para el mes que viene. Me piden 2.39 en mi país así que intentaré estar sobre este tiempo». Sobre la prueba de ayer decía estar «muy contenta, he hecho mi marca personal, no me lo esperaba». Esta era la tercera vez que corría esta prueba en Valencia y le decía a todas las mujeres que sigan «motivadas, que estén en el mundo del running y se motiven y que cada vez seamos más».


RUNNERS CIUTAT DE VALENCIA

Un equipo muy unido que se anima para mejorar
Hay muchas formas de aficionarse al atletismo, pero tal vez una de la más recomendables es hacerlo apuntándote a un equipo. Esto lo tienen bien claro estos integrantes del club Runners Ciutat de Valencia que destacan que, ante todo, tienen «un rollo impresionante, cuando alguien va mal, el resto del grupo te anima y te hace seguir adelante». Además, destacan que el hecho de entrenar juntos les hace mejorar considerablemente: «Entrenamos en pista, tenemos una rutina, hacemos series y nos tomamos más en serio la dieta, la hidratación...» Ahora, se plantean como objetivo el maratón y esperan que les salga bien. Seguro que será así porque como ellos mismos dicen «al estar en un club te motivas más».


EMILIO JOSÉ SÁNCHEZ

Correr descalzo es una opción que va en aumento
Entre tanto valiente había algunos que iban un poco más allá. Gente como Emilio José Sánchez han decidido dejar las zapatillas en el armario y lanzarse a correr completamente descalzos. Él, se sentía ayer «espectacular» tras completar la prueba con sus pies tatuados desnudos que, por cierto, es como los lleva siempre que va por la calle: «Mi compañero Rafa Alcina me animó a ello y me dijo que así mejoraría la pisada, tendría menos problemas de articulaciones, de rodillas€». Eso sí, hay que tomárselo con calma porque en su primer intento sufrió un esguince: «Me encanta ir descalzo todo el día. Ahora quiero probar en carreras de montaña y le digo a la gente que se anime a probarlo, que primero anden y troten un poco y luego vayan mejorando la pisada y avanzando». De momento, todavía no se ve preparado para correr así el maratón, pero todo se andará.


SILVIA Y DAMIANA

Dos italianas que traerán a sus amigos en 2016

Una característica de esta carrera es que cada vez es más internacional y sirve como impulso y escaparate para la ciudad. Esto lo corroboraban las italianas Silvia y Damiana que se estrenaban en Valencia, pero que aseguraban que el año próximo regresarán y no lo harán solas: «Vamos a animar a nuestros amigos a que vengan con nosotras porque esto es espectacular, nos ha fascinado». Ambas decían haberse sentido «muy bien por lo llano del recorrido, por lo calurosos que son los españoles, por la música y el ambiente» que les pareció «realmente bellísimo».


ANTONIO, EUGENIO Y LUCÍA

Entrar con la «peque» de la familia es todo un lujo
«Los superpapás y las supermamás» recorren los 21 kilómetros mientras que los hijos, que en unos años seguro que también se animan, les aplauden y hasta algunos hacen los últimos metros con ellos. Esto fue lo que hizo Antonio Alfaro que se había puesto en el dorsal el nombre de su hija, Lucía, y que estaba eufórico en la meta: «Ha sido genial, acabo de ver a mi mujer en la meta, ha sido una carrera muy bonita con mucho ambiente. La gente empuja mucho y ha sido muy bonita, para hacerla otra vez». Este era su estreno en la distancia y se lo dedicaba a su hija: « Terminar con ella en la meta es muy emocionante. Lo que más me ha gustado es el ambiente, la música y muy buena organización». Por su parte, su primo, Eugenio, decía estar «muy cansado, pero si vas a la marcha la gente te empuja y la terminas».

MÓNICA CHANZA

Perdió a sus bebés en un aborto y se lo dedica
Entre tanta historia, siempre hay alguna que te llega más adentro y una de ellas era la de Mónica Chanza. Esta atleta de Alcácer tenía dos motivos muy especiales para correr: «Hace un mes y medio tuve un aborto y perdí a mis bebés y les prometí que haría esta carrera y lo he conseguido. Va por ellos para que vuelvan pronto». Ella aseguraba que había sido «muy emocionante porque apenas he podido entrenar, pero se lo dedico a ellos. Una prometa así hay que cumplirla cueste lo que cueste». Toda la familia estuvo animándola «emocionados y mi perrito también que ha entrado conmigo y es como mi bebé para mí porque ya llevo 14 años con él». Sobre la carrera aseguraba haberse sentido «súper bien con toda la gente animando. Los últimos kilómetros fueron duros pero cada uno era un paso más y aquí estoy». Ella, que está superando un golpe tan duro, tiene palabras también para los que aún no se animan a calzarse las zapatillas: «A toda la gente le diría que adelante, hay que ir poco a poco y esforzándose porque todo está en la mente. Si uno quiere lo puede conseguir. A entrenar y a lograrlo. Es la primera que lo hacía y será la primera de muchas y espero que las próximas con mi bebé». Ojalá que así sea Mónica.


FEDDE CARROZA

Con gran actitud y en memoria de su madre

Desde el barrio del Carmen Fedde Carroza lo dio todo ayer tanto por correr, como por pasarlo bien y por la memoria de su madre: «Llevo el kit completo del pulpo que te absorbe el cerebro y una camiseta para motivarme. Lo quería hacer por mi madre que falleció hace poco. Aunque no haya entrenado mucho quería hacerlo, despacito al ritmo». El, que suele correr cada año esta prueba, destacaba el buen clima, la organización y la gente «que siempre se van superando». Sobre el 25 aniversario decía que «es genial, ojalá que yo siga corriendo dentro de 25 años». Y como no, animaba a toda la gente «a que salga a correr. Primero poco a poco, sin prisas. El concepto es tu mente y tu cuerpo sin meterse demasiada caña y disfrutar, sobre todo eso. Yo en cada puesto que había de baile he bailado, esa es la actitud».


PATRI, CELIA, LUCÍA Y CRIS

Un equipo de triatletas que busca más integrantes
Otro equipo que se motiva para competir mejor cada día es el Isport de triatlón que arrancó hace un año y, aunque está compuesto sobre todo por mujeres abre sus brazos también a las incorporaciones de ellos. «Llevamos un año y estamos deseosos de que llegue más gente. Todo el mundo se ve arropado aquí. La gente mejora con los entrenamientos». Además, destacan el aspecto extradeportivo: «Somos un grupo social lo cual motiva mucho para entrenar, luego está la cervecita€ quedamos mucho los fines de semana y somos un grupo de amigos y amigas».


RICARDO TEN

La superación hecha persona logra otro reto

Está acostumbrado a batir sus límites, a ir siempre un poco más allá y a sorprender y dejar admirados a todos con sus logros. Ricardo Ten, uno de los paralímpicos valencianos más laureados tenía pendiente acabar un medio maratón y ayer tachó esto de su lista. Su satisfacción, como es lógico, era máxima: «Ha sido una experiencia muy buena, había corrido otras más cortas y el paso natural era este y más con el ambiente que se vive aquí». Ten destacaba el apoyo de la Fundación Trinidad Alfonso y del proyecto FER: «Estoy adherido a él y gracias a ello puedo soñar con estar en los Juegos Paralímpicos de Río». También estaba «muy agradecido» del apoyo de la gente en la calle. Ha sido un disfrute, ha habido momentos que iba mal, pero tras los 15 he empezado a rodar bien y he intentado entrar bien. Muy contento».

Eso sí, el siguiente paso, el maratón, aún lo ve «muy a largo plazo. Hay que estar muy preparado, dedicarse exclusivamente a ello». Él destacaba que «hay que aprender a disfrutar del esfuerzo es maravilloso. Una sensación muy placentera, se lo recomiendo a todo el mundo, pero que empiecen con cabeza. He visto a mucha gente con ambulancias y no hay que tomárselo en broma para no tener ningún susto».

Finalmente, avanza que a partir de noviembre «me voy a dedicar a tope en el agua porque las mínimas son muy duras para ir a los Juegos, que serían mis quintos y me hace mucha ilusión».


CARLO BONNAREGI

Un veterano que pese al sufrimiento no tiró la toalla
A sus 71 años este corredor experimentado, ha corrido 16 maratones e innumerables medios, ha completado su «última carrera». Durante todo el recorrido sufrió pensando que sus rodillas no le iban a permitir cruzar la meta. Sin embargo, sacó fuerzas para cruzar por última vez un meta que le ha dado «innumerables alegrías».


DESIREÉ BARRIONUEVO

Cruzar la meta por primera vez y no querer parar
Empezaba la carrera nerviosa. Al colocarse en la salida se equivocó de cajón y perdió de vista a sus compañeros de equipo, con los que se ha estado preparando durante meses, con una lesión por esguince de por medio. Al final llegó a la carrera con el objetivo de completarla a una media de 6:30 el kilómetro. Ayer consiguió superar esta media en 30 segundos por km y se quedó con ganas de más metros al cruzar la meta. Comparte su pasión por el running con su amado escritor Murakami, cuyas palabras le inspiraron a lo largo de la prueba.


MARIFÉ Y DAVID

Acabar de correr en la mejor posible de las compañías
Ella, a sus «40 y tantos» años ha acabado la carrera de «subidón». Esta mujer, que es pura vitalidad, competía de pequeña pero dejó hacerlo al ser madre. El haber vuelto a correr supone una enorme alegría. Ha corrido la carrera junto con su marido, que al llegar a la meta pocos minutos después de ella a penas podía hablar, solo alcanzó a decir «impresionante». Lo primero que hicieron fue fundirse en un gran abrazo. Ambos animan a todos a venir a «la ciudad del Running», en una experiencia que para ellos «no se puede describir con palabras».


PACO CALVO

Más vale tarde que nunca

Esta es la primera media maratón de este atleta que ha empezado a correr «tarde». Tiene 65 años. Tenía como objetivo esta carrera en sus planes de entrenamiento. Se preparó durante meses con el objetivo de completar los 21.097 metros. Acabó la carrera «extenuado pero tremendamente feliz». Destaca el orgullo de haberla corrido con su equipo Runners Ciutat de Valencia. Ahora quiere disfrutar del «placer de conseguir una meta y «descansar». Pero no duda en que continuará con esta afición que le hace sentir «más joven». Al preguntarle por el maratón responde: «¿Quién sabe? Antes veía la media como un objetivo inalcanzable».


ELVIRA Y DAVID

Un inolvidable trabajo en equipo
Cuando hace ocho meses Elvira estaba cenando con su novio se llevó una gran sorpresa: «junto al postre había un sobre que contenía una liebre y la inscripción al medio maratón de Valencia». Desde entonces estuvo entrenando duramente para correr la carrera de ayer «junto a su liebre». Durante el recorrido ha experimentado toda clase de emociones, especialmente «nervios y felicidad». David, deportista experimentado, le ha estado apoyando durante cada metro: «sabía que no iba a poder completar la carrera sino iba de su mano». Cruzaron la meta juntos, en un verdadero ejercicio de trabajo en equipo: «yo he puesto el cuerpo y las ganas, él ha puesto la mente». Se siente infinitamente agradecida a su chico por «haberla metido en este lío».


LUIS "EL NUMANTINO

Ganar con la elegancia propia de la madurez

Ya en el metro y rodeado de su familia, este corredor veterano, explicaba «su carrera». En la que se alzó con el trofeo de campeón en la categoría de veteranos. A sus 55 años ya ha corrido en tres de las 5 maratones más relevantes a nivel mundial, este año le gustaría competir en la de Londres. Durante toda la carrera se sintió muy cómodo ya que es de Soria y está acostumbrado a recorridos con grandes desniveles. «Es muy agradable correr por las calles de Valencia que tienen un terreno tan llano». Está muy contento porque además su hija también disputó la carrera junto a él. Ese es «otro de mis éxitos».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook