12 de noviembre de 2015
12.11.2015
Actividades paralelas

Alta cocina antes del maratón

El chef Alejandro Platero y el corredor Nacho Cáceres crean un menú creativo para maratonianos

12.11.2015 | 19:19
El chef Alejandro Platero y el corredor Nacho Cáceres

¿Qué puede ingerir un corredor de maratón y no sufrir un «pajarón»? Hay dos opciones: recurrir a las ingestas convencionales o, por una vez, adentrarse en una nueva experiencia: un menu confeccionado por un profesional de la cocina con el asesoramiento de un profesional del «running». Esa es la fusión que han llevado a cabo el chef Alejandro Platero, jefe de cocina del restaurante Macel.lum, en el barrio del Carmen, y Nacho Cáceres, atleta internacional y olímpico en Londres 2012 del club valenciano Cárnicas Serrano.

Esta acción se encuadra dentro de la iniciativa de la Fundación Trinidad Alfonso de involucrar a la Hostelería en el Maratón de Valencia con el objetivo de convertir Valencia en una de las capitales mundiales del turismo del running, en la que cuenta correr y cuenta vivir nuevas experiencias, incluyendo las del paladar.


La propuesta es la siguiente:

- Smoothie (batido) de manzana, trigo verde y apio

- Caballa a la brasa, mijo, aguacate y ensalada de micromezclum

- Seitán (gluten de trigo) en escabeche de verduras y trigo sarraceno

- Pollo de corral ras el hanout (mezcla de especias), setas y cuscús de cereales

- Arroz meloso de moluscos, algas y limón

- Yogurt, avellanas, frutos rojos y violetas


Chef y deportista unieron sus experiencias en el mundo de la cocina y el deporte para elaborar un menú equilibrado a medida del deportista, pensado nutricionalmente para cubrir las necesidades del corredor pero sin dejar de lado la experiencia gastronómica, tanto para los participantes, como para sus acompañantes.

Bautizado como «Food for run, food for fun» estará disponible durante todo el fin de semana del Maratón Valencia Trinidad Alfonso en el restaurante Macel.lum a 25 euros.

El menú está ideado para cubrir las necesidades nutricionales de un deportista de fondo. Los hidratos de carbono y las proteínas son, como cabe esperar en las horas previas al gran acontecimiento deportivo, los grandes protagonistas.

Correr una maratón es una de las pruebas más exigentes a las que se enfrenta un deportista. Sus 42,195 km y más de dos, tres e incluso 4 horas de ejercicio ininterrumpido aumentan las necesidades de energía y nutrientes. Una alimentación adecuada en cantidad y calidad tiene un papel fundamental para que el rendimiento deportivo sea óptimo. La dieta aporta el combustible para la obtención de energía y las sustancias reguladoras para utilizarlo. Una correcta planificación en las semanas anteriores a la maratón permite mantener los depósitos musculares en niveles adecuados y aumentarlos al máximo en los días previos a la prueba.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook