25 de enero de 2016
25.01.2016
Prueba

"El maratón de Valencia es increíble"

La atleta valenciana Marta Esteban logra la mínima para el Mundial en el Campeonato de España de Medio Maratón de Santa Pola y valora la medalla de oro de la IAFF a Valencia - Los responsables esperan que la distinción se pueda mantener

25.01.2016 | 04:15
"El maratón de Valencia es increíble"

En Valencia ya hace tiempo que el atletismo popular se ha ganado, con todo el derecho, un hueco relevante a nivel social, de práctica y de repercusión. No hay barrio que no tenga su carrera, es prácticamente imposible encontrar una familia donde, al menos, uno de sus miembros no sea un asiduo de las carreras. Ahora, toda esa implicación, a todos los niveles, se ha visto recompensada con la medalla de oro que la IAFF ha concedido tanto al maratón como al medio maratón, algo que solo ocurre en cinco ciudades en el mundo. Una cuestión que supone «todo un honor» para sus organizadores, el club Correcaminos y la Fundación Trinidad Alfonso. Y que es vista con gran satisfacción también por los corredores y corredoras que lo dejan todo sobre el asfalto para superarse año tras año.

Una de ellas es la valenciana Marta Esteban, segunda en el maratón de Valencia de 2011. «Ahora hay que mantener el listón e incluso mejorarlo. Supondrá traer a más gente, de más nivel. Es una pasada porque supone equipararlo a Boston y Nueva York. Esto implica más gasto, pero también más repercusión mediática. La verdad es que el maratón de Valencia es increíble».

Esteban atendía ayer a Levante-EMV rebosante de felicidad porque había logrado su mejor marca personal (1.13.41) en el Campeonato de España consiguiendo, además, la mínima para el Mundial de marzo. Eso sí, con la espina de que ni esto le asegura poder acudir: «No he sido internacional en mi vida, ahora es la primera vez que hago la marca y a lo mejor no voy. Salí sola, no tenía liebre ni nada y tenía que gestionarme el ritmo. No hizo aire ni frío, no sentí molestias y pude corerr agusto».

Sobre los motivos de que la IAFF hubiera dado la máxima distinción a la pruebas valencianas, Esteban reconoce que «se ha mejorado mucho en infraestructura, avituallamientos y han traído a mucha gente de fuera. El tema de Valencia Río ha hecho que venga mucha gente de varios países, y también españoles de gran nivel». Ella también destaca los progresos en cuestiones de márketing, que es «espectacular» y hace que «mucha gente que nunca ha corrido, ni que tiene familiares corriendo, quiera ir a ver el paso del maratón y vivirlo. Ese es otro salto de calidad».
Ella recuerda que fue a partir de 2011 cuando cambió todo: «Antes hubo varias salidas. Muchas veces acababa en las pistas de atletismo, pero ya en 2011 se cambió a la Ciudad de las Ciencias, donde es espectacular».

Por su parte, el presidente del Correcaminos, Paco Borao, que ayer también compitió en Santa Pola, donde acabó el 12º de su categoría, veteranos h, es decir, mayores de 70 años, destaca que en España «ni hay ahora ni ha habido nunca un maratón con esta distinción». Y pone en valor que se haya conseguido: «Da la sensación de que a veces no se valora lo que se tiene aquí, pero ahora nuestras carreras están al nivel de las mejores del mundo, donde solo hay 24 maratones oro y 11 medios maratones».

Por su parte, la directora de la Fundación Trinidad Alfonso, Elena Tejedor, asegura que ya ha recibido muchas felicitaciones y que la gente se siente orgullosa de que Valencia tenga este nivel: «Para nosotros es un reto que nos habíamos marcado y es un gran estímulo para seguir trabajando. Vamos a ofrecer un evento con garantías de calidad y es una gran presentación allá donde vayas».

Borao explica que esta distinción se da según los criterios conseguidos por la carrera de un año pero de cara a la siguiente lo que «te permite publicitarte durante un año como oro» y avanza que ahora hay que mantener el nivel para no perderla. Entre los criterios, que son todos de obligado cumplimiento, hay algunos como la organización; que esté libre de tráfico, la feria del corredor, la seguridad.... también que lleguen atletas de nivel: tiene que haber un mínimo de nacionalidades en hombres y mujeres para que no sean todos kenianos, por ejemplo. También tienen que estar los premios igualados para hombres y mujeres. También se valoran los controles anti dopaje y se da mucha importancia a la comunicación, así como al público asistente, animación, que es uno de los aspectos en los que más destaca Valencia. Como recuerda Tejedor, en esto «se implican también las fallas creando un gran ambiente que es único. La alegría y la diversión y carisma que le ponen las fallas es irrepetible». Desde dentro también se ve igual. De este modo, Marta Esteban reconoce que «es increíble. Hay momentos en que te llevan en volandas. Además, a mí me conocen y voy escuchando mi nombre continuamente en carrera. Eso te da mucha fuerza».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook