05 de mayo de 2016
05.05.2016

La Volta a Peu pide "sensibilidad" a todos los participantes para que corran con inscripción

La organización recuerda que cubrir la prueba sin el dorsal implica no estar asegurado y es una falta de respeto a los que si lo llevan

05.05.2016 | 04:15
La Volta a Peu pide "sensibilidad" a todos los participantes para que corran con inscripción

«No hay corredor aficionado de la provincia de Valencia que no haya corrido la Volta a Peu a València». La frase de Paco Borao, presidente de la SD Correcaminos, remarca la relevancia popular dela tercera prueba atlética más antigua de España, la primera de la Comunitat Valenciana. Iniciada en 1914 y celebrada con interrupciones desde entonces, hoy es el primer referente del deportista más popular de Valencia. El del corredor mesurado que no busca grandes retos. O sí, pero que ese día arrastra a la familia, y hasta al perro, al asfalto. La organización ha fijado un límite de 20.000 inscripciones, pero habrá más corredores en el asfalto. «Desgraciadamente, en los países mediterráneos es habitual que mucha gente salga a correr sin dorsal, con lo que eso supone», aseguró Borao, responsable del club que organiza la prueba desde años inmemoriales.

La organización de la 34º Volta a Peu a València envió un mensaje a aquellos que vayan a correr el día 15 sin molestarse en recoger la inscripción. Temas éticos al margen, sin ella el participante no está asegurado (seguro de responsabilidad civil y de asistencia sanitaria). Así que, en caso de sufrir cualquier tipo de percance durante los 8 kilómetros del recorrido, todo, en teoría, debe correr de su cuenta.

La «carrera» se presentó ayer en el palacio de Mercaders (calle Cavallers), como no podía ser de otra forma para un acontecimiento de tanta tradición. Lo recoge muy bien Recaredo Agulló en su libro Un siglo del atletismo valenciano. La Volta a Peu es un símbolo de los felices años 20 en Valencia y su trayectoria no tiene discusión. Durante la II República y la Guerra Civil la carrera dejó de celebrarse, para retomarse posteriormente hasta 1966. Sufrió otro parón en 1979 y, desde 1983, ya se ha celebrado de forma continuada. Cada año ha ido ganando participantes. Si uno quiere competir, no es su carrera. Hoy es una fiesta del atletismo.

La prueba, que empezará a las 10:00 horas del domingo de la próxima semana, tendrá un recorrido de 8 kilómetros y convertirá al paseo de la Alameda en el centro neurálgico del atletismo con el fin de juntar historia y modernidad en las calles de la ciudad. Paco Borao calificó ayer la carrera como «a prueba por excelencia del atletismo valenciano». «Ahora que Valencia ha ganado fama como una ciudad acogedora y atlética, tenemos que seguir apoyando esta prueba como el referente que es», destacó Borao, quien agradeció a Caixa Popular y otras entidades su colaboración. Los inscritos que crucen la meta recibirán una camiseta conemorativa diseñada por Juan Andrés Mompó.

El carácter tradicional de la carrera también fue puesto en valor por Recaredo Agulló, ex atleta valenciano. «Siempre ha sido una carrera muy familiar que ha unido al pueblo de Valencia», señaló.

Por su parte, Maite Girau, concejal de Deportes del Ayuntamiento de Valencia, valoró que la ciudad «esté consiguiendo cotas cada vez más altas de representatividad y calidad en el mundo del atletismo popular» y ha reiterado el compromiso de la Administración por ayudar a este crecimiento.

Francesc Alós, responsable de Relacions Institucionales de Caixa Popular,dio las gracias a la SD Correcaminos por la organización y remarcó que la entidad está orgullosa por haberse implicado en el patrocinio. «La prueba, con sus valores de familiaridad y solidaridad representa muy bien lo que es Valencia y espero que la conjunción de esos valores y la diversión de la prueba contribuyan a potenciarla», apuntó Alós.

Por otro lado, Pau Pérez, director de Relaciones Externas de El Corte Inglés, afirmó que es un «orgullo» para su empresa comprometerse con el proyecto y dijo que «está muy confiado que se llegará al máximo de inscripciones». Entre las novedades de este año están los cuatro puntos de animación que acompañarán a los corredores a lo largo del recorrido y el desarrollo de una aplicación móvil, con la que los atletas pueden descargar planes de entrenamiento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook