El rasero de la justicia

José A. Fayos. Valencia.

01.10.2013 | 09:08

Nuestra alcaldesa, doña Rita, y el señor Camps (don Francisco) han recibido un sinfín de felicitaciones, besos y cuantas manifestaciones de cariño por no haber sido imputados en el caso Nóos. Un servidor no ha tenido tanta suerte, ya que, estando jubilado, con 79 años, he sido desahuciado, por la fabulosa cifra de 18.000 euros, sin tener ninguna posibilidad de llegar a un acuerdo con Bancaja. Claro que con lo mío, comparado con la nimiedad de 3 millones (de euros, claro) evaporados en el asunto de los también evaporados Juegos y eventos, supondría un pretensión desmesurada ser escuchado por el juzgado y la entidad de crédito. Y es que quien tiene un amigo, tiene un tesoro, y ellos tienen tantos y en tantas instituciones... Hay que ver lo que hace la amistad. José A. Fayos. Valencia.