02 de septiembre de 2015
02.09.2015

Un gran invento casual

02.09.2015 | 04:15

Al dar cuenta de las crueles estadísticas de muertes en la carretera en 2015 dicen que son menos que por las mismas fechas del pasado año. Pero siguen habiendo accidentes y muertos, que son terribles cualquiera de las cifras que se digan. He recordado a Edouard Benedictus, químico francés que descubrió el vidrio laminado de seguridad, y que ha evitado un alto número de heridos y muertos en los accidentes. El descubrimiento fue casual, ya que al caérsele al suelo un bote de cristal de nitrato de celulosa evaporada, el cristal se rompió pero los pedazos del recipiente permanecieron pegados. Descubrimiento que fue posteriormente aplicado a los coches Ford en 1919, y  desde el año 1929 a  todos los demás. Como dijo John Ruskin :  «La  mayor  recompensa de nuestro trabajo no es lo que  nos pagan por ello, sino  aquello en  lo que nos convierte». Francisco Javier Sotés Gil. Valencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook