14 de octubre de 2015
14.10.2015

Eufemismos separatistas

14.10.2015 | 04:15

El idioma de más de 500 millones de personas tiene una gran riqueza y unas evidentes normas de utilización. Sí, el español (o el castellano, por si algunos se molestan, aunque, les guste o no, existe una Academia y un Diccionario de la Lengua Española que rige esa lengua hablada por tantos millones de personas) es muy claro en la definición y uso de las palabras. Como separatismo, palabra que evitan a toda costa en Cataluña, empleando soberanismo (que no está registrado en el diccionario) o incluso sólo proceso para referirse a lo que deseean: la separación.

Pero separatismo no sólo lo evitan los periódicos y medios de comunicación catalanes (subvencionados, por supuesto de forma casual, por la Generalidad), sino también por muchos otros del resto de España, no sea que se enfaden (?). Algo tan absurdo como cuando esos periódicos de tirada nacional escriben Girona o Lleida, en vez de Gerona y Lérida (pues, evidentemente, no escriben también el nombre de otras ciudades en sus respectivos idiomas, como, por ejemplo, London, New York o München).

Ahora, tras evidenciarse el ridículo que han hecho con lo del sacerdote del Vaticano (que, tras decir que la Iglesia era partidaria de la independencia catalana, fue presentado por los separatistas como una gran eminencia religiosa, poco menos que un futuro papable), que resulta ser marica (también definición clara del Diccionario), esos medios de comunicación se refieren a ese cura como prelado. Vale, pueden seguir haciendo el rídiculo hasta llegar al precipicio. Juan Fernandez Sanchez. Stuttgart (Alemania).

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook