14 de marzo de 2016
14.03.2016

El despertar

14.03.2016 | 04:15

Tal cual cuando una avispa cae en un hormiguero y rápidamente se activan todas las defensas para eliminar el peligro, les está ocurriendo a los políticos. Ha habido cambios en los resultados electorales y les ha entrado el pánico. Quizá no sean tan demócratas como piensan. Los cambios siempre producen incertidumbre, que lamentablemente es aprovechada por ciertos sectores para marear la perdiz. No se dan cuenta de que la democracia se llama de ese modo no de casualidad, sino porque es el modo idóneo para resolver la pluralidad electoral del modo y manera que nosotros, todos los ciudadanos hemos decidido en las urnas.

No les pedimos señores políticos que inventen una nueva y particular democracia, sino que respeten lo que los ciudadanos hemos decidido y se pongan a trabajar. La realidad social es distinta a hace unos años. Abandonen la comodidad de las mayorías absolutas y bajen a la arena del diálogo para dar protagonismo a la decisión ciudadana expresada en las urnas.

No renuncien a su trabajo nada más porque ahora lo tengan que hacer de distinto modo. ¡Si al final esa vieja señora que es la democracia ya casi lo ha visto todo, y no deben tener miedo en confiar en ella, seguro que es capaz de respetarnos a todos los que agarrados a su manto queremos caminar, con ilusión y ganas de afrontar esos nuevos retos que nos presenta el futuro, que es hoy mismo! No intenten inventar nada , sólo respeten la democracia y trabajen por ella. Formen un gran equipo cuyo denominador común, independientemente de a qué ciudadanos representen sea para el bienestar de todos los que de cerca les vigilamos, porque sea cual fuere la ideología, todos coincidimos en que es posible que mejore la situación, con los medios que la democracia pone a nuestro alcance. Joaquín Mengual Arrufat. Benimodo

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook