14 de marzo de 2016
14.03.2016

Algo huele a podrido en Europa

14.03.2016 | 04:15

Desde luego, hablar del TTIP, muy a mi pesar, es aventurarse en el mundo del tarot, pues hasta la fecha solo sabemos que es un asunto que establece unas relaciones entre Europa y Estados Unidos. Pero desconocemos si va a afectar negativamente nuestro sistema del bienestar, nuestra codiciada salud o incluso nuestros derechos.

No conozco las reglas de este juego. De hecho me atrevería a decir que son muy pocos los que están al alcance de conocer esta situación, por si esto fuera poco, se protegen y ocultan sus intenciones por debajo de la mesa; una, dos, tres patadas, ¿quien sabe el significado de esto?
Que este pacto se esté tratando en la clandestinidad dice mucho de nuestra peculiar democracia, pues en este juego tú y yo tenemos mucho que ver y nada que ganar. Lo que está claro es que habrá que estar atentos a las señas que se hacen entre superpotencias y deducir qué hay de verdad en la comunicación. David Pérez Garrigós. Carcaixent

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook