09 de abril de 2016
09.04.2016

Pasividad ante la degradación

09.04.2016 | 04:15

El portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Valencia, Fernando Giner, días atrás comentaba en el periódico el mal estado y degradación de los poblados marítimos Cabanyal y Canyamelar. Estos días de Semana Santa, los cofrades deben sortear las calles por la degradación existente y han dejado de hacer el recorrido de años anteriores al ser increpados por la gente que vive en la zona.
Joan Ribó y su equipo de gobierno prometieron en su campaña que ellos acabarían con el problema, tenían un plan de choque y los vecinos se verían satisfechos con las mejoras. Han transcurrido 11 meses y los vecinos siguen en el mismo estado que estaban antes de llegar ellos al gobierno.
Giner también le reprochaba al alcalde que la fuente ubicada en la Plaza del Rosario lleva cubierta con una red afeando todavía más el entorno. Meses atrás tomé la iniciativa de recoger firmas para que la fuente fuese retirada por el sobrecoste que nos cuesta a los ciudadanos, siendo que su mal uso sólo beneficiaba a unas familias que viven en la calle del Rosario y que la usaban de piscina y lavadero. Les solicité a los Cofrades de Granaderos del Cañamelar que ya que ellos tenían mucha más fuerza que los propios vecinos, que insistieran en que la fuente fuese retirada y se negaron rotundamente a tomar medidas para acabar con el problema. Matilde Bartual. Valencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook