16 de junio de 2016
16.06.2016

Justicia política

16.06.2016 | 04:15

Fue bajo el mandato de Chaves y Griñán cuando sucedió el asunto de los EREs fraudulentos, son imputados e investigados y habrá juicio para establecer su grado de responsabilidad. Hasta aquí, todo dentro de la normalidad en el funcionamiento de la justicia. Pero esta misma lógica no es aplicada a otros dirigentes del PP bajo cuyo mandato se han producido otros graves casos de corrupción. En la Comunitat Valenciana están imputados, en diversas tramas, prácticamente todos los equipos de Camps y Rita pero estos se van de rositas: ni la justicia ni el fiscal Anticorrupción ponen en duda su honorabilidad; es más, se nos intenta transmitir que la única relación de estos con la corrupción son tres trajes y mil euros blanqueados.

Por otra parte, en Madrid se han producido graves casos de corrupción bajo el mandato de Esperanza Aguirre pero la justicia tampoco actúa: la susodicha señora que sigue dándonos lecciones de ética y moral, no es responsable, no sabía nada. El mismo Rajoy, amigo y defensor de corruptos, ya presidía el partido cuando se produjeron graves casos de corrupción, pero la justica mira para otro lado: tampoco sabía nada ni se enteraba de nada, por el contrario se nos presenta como la quintaesencia de la honestidad y honradez. Este comportamiento tan parcial de la justicia evidencia a las claras en manos de quién está y en qué sentido está politizada. Luis Carlos Rada Álvarez. Valencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook