16 de junio de 2016
16.06.2016

De nuevo a las urnas

16.06.2016 | 04:15

Sin ningún atisbo de decoro, sentimiento de culpa o cambio de planes, los políticos nos llevan tras seis meses y seis días a unas nuevas elecciones. Los caretos son los mismos, los insultos entre ellos apenas sufrirán algún cambio, las promesas electoralistas imposibles de cumplir aumentarán y los gastos volverán a costarnos una millonada de euros.

En mi primera votación en democracia, me sentí feliz y orgulloso de ir a votar, pero el 26J ya no ejercerán influencia alguna sobre mi derecho y obligación (?) de depositar mi voto para esta degenerada, hasta las trancas, democracia. ¡Ni tan siquiera se han cambiado el collar! Deseo pasar un día plácido, veraniego y bañándome alejado de los ruidos mundanos y escuchando los sonidos del campo, a la espera de que la justicia esté en su lugar por encima de alcaldes, ministros y presidentes. ¡Ceguera absoluta! Y no votaré, al igual que no asisto a segundas bodas, salvo si son de plata o de oro. José Pardo Ferrer. Xiva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook