25 de junio de 2016
25.06.2016

¡He aquí la cuestión!

25.06.2016 | 04:15

Algo parecido a la reflexión de Shakespeare, me está pasando a mí y quizás a muchos más, por lo menos a esa cantidad de ciudadanos que forman los indecisos que al final decantan la balanza de un lado o de otro. Estamos otra vez en tiempo para que los políticos recojan la miés en forma de votos, para poder seguir ellos en lo alto de las poltronas y haciendo de su capa un sayo como siempre, olvidándose del pueblo pero no así de sus incondicionales. El problema siempre es para nosotros, pues ellos quieren parte del pastel y se parten y duplican: antes eran dos y ahora cuatro. O sea, suman ellos y nosotros restamos y a verlas venir unos, y los otros más cabreados que un mono porque creemos que esto no tiene arreglo. Y menos con los de ahora, que han venido a vivir de la política y no van a arreglarnos nada. Y otra vez volvemos a Shakespeare: ¡he aquí la cuestión! ¿Qué debemos? Debemos votar, pero el problema es a quién. Tenemos tantas dudas que después de treinta y cinco años de democracia estamos más verdes que al principio. Todo porque no tenemos a la vista un candidato que podamos catalogar como ese gran estadista a quien creer y seguir. Enrique Baixauli. Sedaví.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook