13 de julio de 2016
13.07.2016

La tía Consuelito y la tía Pañera

13.07.2016 | 04:15

En mi pueblo, Alginet, lo más importante a nivel social por los años 60 se desarrollaba en la Plaça. De pequeñitos, bajábamos con nuestros padres a tomarnos el vermut o el helado, a pasear o, ya de mayores, a buscar los jornales en el campo. Con 8 ó 9 años, los sábados y los domingos, los chiquillos siempre acabábamos en les paraetes de la tía Consuelito y de la tía Pañera. Sus puestos eran un imán para los pequeños que allí encontrábamos chucherías o pequeñas baratijas y juguetes. Han pasado los años, muchos años, y ahora sigo bajando con mi madre a desayunar o a tomar un refresco. Ella ha perdido mucha memoria, pero cada vez que nos sentamos en la Plaça me nombra a estas dos entrañables señoras que, aunque desdibujadas, en lo más recóndito de aquella mente infantil todavía las recuerdo de la forma más entrañable.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook