29 de julio de 2016
29.07.2016

Investidura

29.07.2016 | 04:15

La tarea de vestir a Rajoy con traje de presidente es dura y el PP no da con la tecla, quizás porque está acostumbrado a un cuatrienio de mayoría absoluta legislando por decreto sin contar con ningún otro grupo parlamentario sino, más bien, desdeñandoles. Ahora que su mayoría es minoritaria y necesita la colaboración de los que durante 1440 días fueron, de una u otra forma, objetos de su desdén y su arrogancia, simplemente esa tecla no existe. Y, mucho menos, de la forma que el PP la plantea: «Mire, yo soy el candidato del partido más votado; mis reformas están llevando al país y a su economía a la recuperación y no hay marcha atrás... ustedes, por el bien de España, deben apoyarme porque el país necesita tener un gobierno y es lógico que lo presida el partido más votado». Don Mariano nunca habrá sido el responsable de que los demás grupos no vean la realidad. Francisco López Cordón. Valencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook