30 de julio de 2016
30.07.2016

Politiqueros

30.07.2016 | 04:15

Muchos se ponen en esta carrera no precisamente por vocación, por ayudar a vivir a sus semejantes, ni lo soñemos. Lo que de verdad les interesa a costa de lo que sea es llenar sus faltriqueras cuanto antes mejor aunque los demás puedan estar con la soga al cuello.

No les importa, no les remuerde la conciencia (la mayoría debe tenerla más negra que el hollín). Lo que sí les interesa es oír cómo nos tratan con respeto. Es un decir, porque a la plebe lo que le provoca es hastío y náuseas , son tantas y tantas promesas incumplidas€ Bien, ahora tenemos que dos, tres partidos, quizás cuatro, se unan y gobiernen pero€ ¿cómo? Sus ideales partidistas se han desmembrado (cada cual piensa a su manera) y su gobierno no va a resultar más que un galimatías que no van a entenderlo ni los mismos que lo han creado, pero sí es cierto que los que lo van a pagar son los de siempre, los perdedores, esto es: el pueblo.

No se dan cuenta de que cuando un vaso está lleno de agua una sola gota de más se sale de madre. No se dan cuenta de que hartan a su pueblo de tal modo que un buen día lo van a hacer explotar y todo va a saltar por los aires. Inés de Haro. Valencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook