05 de agosto de 2016
05.08.2016

Errónea apreciación histórica

05.08.2016 | 04:15

Es curiosa la errónea información que tenemos de un suceso histórico, cuando es totalmente diferente a la realidad. Se suele decir que la guillotina lleva el nombre de su inventor Joseph Ignace Guillotin, y la información errónea principal es que el personaje murió ejecutado con su propio invento, o sea guillotinado, y no fue así. La guillotina estaba ya inventada y funcionaba para ejecutar solo a los nobles, por ejemplo en Italia y Escocia. El doctor y político francés Guillotin la propuso en la Asamblea Nacional francesa para la ejecución igualitaria de nobles y plebeyos, sustituyendo para estos últimos el castigo en la horca, el ahogamiento, la hoguera o la desmembración. La confusión sobre la muerte de Guillotin es que fue condenado a muerte por Robespierre, pero antes de cumplirse la sentencia, el que fue guillotinado fue Robespierre. Guillotin murió por enfermedad más tarde, en 1814. Francisco Javier Sotés Gil. Valencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook