08 de agosto de 2016
08.08.2016

Casi una hora de viaje con la EMT

08.08.2016 | 04:15

Cincuenta y cinco minutos para viajar el pasado 29 de julio entre la parada del autobús de la línea 81 junto a la estación Valencia-Cabanyal, y la primera de la calle Castañ Tobeñas en el barrio Nou Moles, con el intermedio del transbordo en la calle Xátiva a otro autobús de la línea 73. En sentido contrario tardé 45 minutos al ser rápido el cambio de vehículo.

De Nou Moles hacia el centro urbano el 73 continúa por la avenida Barón de Cárcer hasta la calle San Pablo para realizar un bucle por Marqués de Sotelo hasta la calle Xátiva, y su continuador el 81 termina el contorneo por San Agustín y la calle San Vicente para retomar el itinerario antiguo en la calle Periodista Azzati. Sin embargo, en el retorno el 81 evita el recorrido que cruzaba la plaza del Ayuntamiento siguiendo por Colón hasta la mencionada calle Xátiva, y después el 73 sigue por la calle San Vicente para retomar el recorrido pretérito en la calle Garrigues. Con ello, la parada más cercana para el retorno está a unos 400 metros de la anterior en la plaza del Ayuntamiento.

Con el desdoblamiento en dos líneas, además del inconveniente para personas cargadas o con movilidad reducida, se tarda entre diez y veinte minutos más que con línea única en horas valle, y más con circulación densa. Una forma de alejar viajeros y que los de varias paradas antes y después del transbordo utilicen otros medios de transporte o andando, ya que con buenas condiciones físicas llegan antes. Esteban Gonzalo Rogel. Valencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook