11 de agosto de 2016
11.08.2016

Puntualización a Abelardo Muñoz

11.08.2016 | 04:15

Conocí a Abelardo Muñoz allá por el año 1994 cuando se celebró el 25 aniversario de la fundación de Librería Viridiana y él tuvo a bien escribir un texto en el libro conmemorativo de aquellas bodas de plata. Siempre lo he tenido „y lo tengo„ por un buen periodista, que trabaja sus fuentes y contrasta la información, bases del buen hacer periodístico. Y desde luego he seguido sus artículos en este diario a propósito de la vanguardia y la contracultura valencianas de los 60 y 70. El pasado día 6 de agosto publicó la tercera entrega en la que habló del cine independiente valenciano y citó las dos películas de referencia del mismo: Orfeo filmado en el campo de batalla, de Maenza y Salome, de Gassent.

En un punto del artículo habla del estreno de Orfeo€ que se produjo en los bajos de Viridiana en 1968 por aquel entonces «llevada por Enrique Pastor» (sic). Es verdad€ a medias. Cierto es que en aquel momento estaban Pastor y su esposa, pero también estaba allí, sin menoscabo de estos, Teresa Caudé „mi madre„ la que a la postre sería el alma mater de la librería. Fueron dos socios: digamos que Pastor fue el socio capitalista y Teresa la que puso sus conocimientos del mundo libresco. Venía de haber trabajado durante años en la librería Bello y posteriormente en la librería Studio, dando el salto, como mujer emprendedora y con las ideas muy claras, al proyecto de Viridiana.
Y éste se produjo en poco más de un año en el que, con un considerable esfuerzo humano y económico para la época, Teresa decidió, junto a Pepe Campos „su marido„ dar el paso y hacerse cargo de la librería en su totalidad, dándole el sentido cultural, social y político que aún conserva. Por esto creo necesario que Teresa debe figurar en cualquier texto que se escriba sobre Viridiana, ya que sin ella „y sin Pepe„ esta librería no habría existido. No en vano, primero Teresa y luego los dos, consiguieron que la librería fuera y siga siendo un referente dentro del sector cultural, político y social de Valencia. Pero esa es otra historia. Óscar Campos Caudé. Valencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook