12 de septiembre de 2016
12.09.2016

Carta abierta a agustín zaragozá

12.09.2016 | 04:15

Deseo, en primer lugar, felicitarle por su columna de este diario del pasado lunes, 15 de agosto, que encabeza con el título de «Poesía y playa», y en segundo lugar, agradecerle sus palabras de recuerdo a Rafael Alberti. Leyendo su artículo, llego al punto en que se pregunta «qué ocurriría si algún día las playas quedaran desiertas y la gente transitara con un poemario de Alberti bajo el brazo». Por motivos del azar, quien firma al pie de esta carta tuvo la ocasión del convertir lo utópico en un hecho real y un 29 de octubre de 1999, al atardecer, con un ejemplar de La Amante, entre las manos, llegó a la playa de la Malva-rosa para leer en voz alta, como él decía que había de hacerse, algunos de sus poemas. Fue mi humilde homenaje tras su fallecimiento. Ahora, confrontado aquel impulso de entonces con su acertado diagnóstico actual de los días que nos tocan vivir, yo me pregunto también : ¿en qué aguas bebe el «gentío» que ha perdido el gusto para disfrutar de nuestros genios? Francisco Escámez. València

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook