27 de septiembre de 2016
27.09.2016

Sobre el Santo Cáliz

27.09.2016 | 04:15

Cuando leo libros de autores estadounidenses, siempre en sus páginas, y que citan temas de la Comunidad Valenciana, me es grato analizarlos. Uno de los libros que acabo de leer, del autor Glen Cooper (del que se dice en el prólogo que creció en Nueva York) y con el libro titulado ´La piedra de fuego´, detecto algunas incidencias en consonancia con el Santo Cáliz de la Catedral de Valencia. En la página 74 de la novela citada, al personaje central Arthur, le dice Harp: «Que la Iglesia católica considera que el cáliz de la Catedral de Valencia es el verdadero Grial». Arthur le responde que «El cáliz de Valencia es un objeto interesante, que data del siglo I y es incuestionable que está hecho con ágata de Oriente próximo, pero que ninguno de los expertos en el Grial que conoce opina que sea el verdadero».

En la página 77, el personaje Arthur le dice a Harp: «como sabrás, a parte de la Catedral de Valencia existen una serie de santuarios que se cree que podían albergar el Grial como la capilla Rosslyn en Escocia, Glastonbury Tor en Somerset, la isla de Oak en Nueva Escocia y en el Monasterio de Montserrat en España», siendo todos esos lugares una pura ficción respecto del verdadero santo cáliz. Y todo esto ocurre parecido con los autores de literatura ingleses cuando hablan sobre el cáliz de Cristo de la última cena, pues no solo no nombran a Valencia sino que supeditan su existencia solamente a Gran Bretaña. No sé en que fuentes históricas se basan los diversos autores que escriben sobre el tema, pues está muy documentado el que el sagrado cáliz de la Catedral de Valencia es el originario de la última cena de Jesucristo,y sería conveniente cuando escriban los autores (como también lo hizo en su día, el estadounidense Dan Bronwm en su ´Código Da Vinci´) se pasasen por Valencia y estudiasen los textos de los documentos eclesiásticos e históricos que están en la Catedral,y quizás rectificasen sus opiniones sobre la existencia del santo Cáliz y comprendiesen la veracidad del mismo, que es el existente en la Catedral de Valencia Atentamente. Francisco Javier Sotés. Valencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook