04 de octubre de 2016
04.10.2016

18 de diciembre, fru-fru-fru

04.10.2016 | 04:15

Cuándo llegará el día en que nuestra clase política dé la talla y deje de hacer el ridículo cara al exterior y todo el mal que nos hace a los votantes. No recuerdo ningún país demócrata que para elegir a un presidente de Gobierno castigue a los votantes a una tercera vuelta a las urnas, sabiendo, de antemano, que, con este sistema de votación, aunque vayamos a votar mil veces no va a salir investido el candidato. Pero claro, a ellos les importa un comino lo que ocurra, ellos tienen su sueldo seguro a fin de mes; si les ocurriera como al resto de trabajadores que, cuando cierra la empresa, van al paro, les rebajan el sueldo, o se quedan sin él y luego, para volver a trabajar, se las ven canutas, otro gallo cantaría.

Y tienen la desfachatez de soltarnos que lo hacen pon nuestro bien, por mejorar el país... Lo que miran es no bajarse del maco y seguir mangoneando hasta cansarse. Señores, hacer política es mucho más que soltar mentiras sin parar y convencer de lo que ni ustedes se creen... A ver si aprenden a hacer algo por lo que cobran un sueldo todos los meses.

Ya está bien del «y tú más». Arremánguense de una vez y pónganse a trabajar que ya toca, que el resto de los trabajadores ya nos habríamos visto en la calle. Las terceras elecciones serán su fracaso y nuestro castigo. Pero a este paso nos vemos entre comidas de empresa (el que tenga suerte de tenerlas) y la compra de turrones, votando de nuevo, si es que quedan ganas, porque cada vez la gente está más desilusionada. Jesús Clemente Ralo. Aldaia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook