Grandes males

14.10.2016 | 04:15

La directora general de Inclusión Social, Helena Ferrando dice que el 80 % de los inmigrantes está en riesgo de pobreza ya que 13,5 % de la población valenciana es extranjera, tenga o no los papeles en regla. Mientras, la lista de solicitantes de atención residencial en la Comunitat alcanza los 2.000, que esperan una media de dos años, por lo que la Generalitat pagará residencias privadas a dependientes por falta de plazas en las públicas.

No se puede tener las puertas abiertas a los necesitados dándoles un bocadillo, ya que elresultado es la pobreza. Para que el futuro sea diferente al presente y para que la suya no se convierta en una pobreza hereditaria, la solución es darles trabajo para que se ganen su sustento. De lo contrario, para pasar hambre mejor están en su sitio de procedencia. Y la solución no es dar un sueldo de 460 euros a todo el mundo sin hacer nada.

Y no me entra en la mollera que siendo el país con más tasa de jubilados, como es posible que haya tal cantidad de necesidad de atención residencial en la Comunitat, ya que tienen que haberse unido dos cosas: no cobrar y no tener familia para su sustento. Enrique Fernández Iniesta. Valencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook