06 de septiembre de 2017
06.09.2017

Matar al mensajero... o no

06.09.2017 | 04:15

El pasado viernes se inauguró la conferencia interparlamentaria del PP en Alboraia y se escuchó esta frase: «Cuando los medios de comunicación publican una noticia, no es un ataque contra nadie». Estaría de acuerdo si no fuera por quien la pronunció: Martínez Maíllo. Palabras que pretendían reforzar una publicación de El Periódico de Cataluña sobre una advertencia de la CIA a los Mossos d´Esquadra con respecto a un posible atentado yihadista.

Pero no pensaban igual cuando este mismo medio –y otros muchos– publicaron los papeles de Bárcenas o la trama Gürtel; en aquella ocasión Rajoy dejó claro que se trataba de «una causa contra el PP». El cambio de criterio es más que notable. En este caso el PP dice que los únicos culpables son los terroristas y llama a la responsabilidad y la prudencia, algo que no hizo en los atentados de Atocha, cuando insinuaron que fue ETA en conexión con miembros de las fuerzas de seguridad y Rubalcaba, mintiendo descaradamente a la ciudadanía.
¿Conclusión? El PP pide respeto a los medios de comunicación cuando la noticia le es favorable; si ocurre al contrario, dichos medios son sectarios y hasta culpables de los problemas del partido. Óscar Campos Caudé. València.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook