16 de abril de 2018
16.04.2018

Paridad e igualdad en la paternidad

16.04.2018 | 04:15

Hace poco fuimos padres de un hijo prematuro y que por necesidad tuvieron que ingresar, un par de semanas, en la incubadora del hospital. Pese a estar ingresado nuestro hijo, mi permiso de paternidad comenzaba automáticamente el día de su nacimiento, aunque no tuviésemos todavía a nuestro bebé en casa. No ocurría lo mismo con la madre, que sí comenzaría su baja en el momento de dar el alta al recién nacido. ¿No deberían contar ambas bajas a partir de dar el alta al bebé cuando los padres se lo puedan llevar a casa y deje de estar ingresado? ¿Qué tiempo le quedará al padre de un neonato, en incubadora de larga duración, para posteriormente en casa ayudar en las labores de la crianza?
Soy funcionario y tengo reconocidas seis semanas de baja paternal a partir del día del nacimiento. Pero, ¿por qué no todos los padres, sean o no funcionarios, disponen de las mismas seis semanas? ¿Por qué una mujer autónoma que ha parido, aun estando de baja maternal, tiene que continuar pagando la cotización a la Seguridad Social?

Para favorecer la maternidad y la paridad en la crianza de los hijos no estaría de más que durante el primer año después de finalizar su baja las madres solo tuviesen que pagar un 30 o 40% de la cuota a la Seguridad Social. Así podrían, si lo considerasen oportuno, contratar a alguien a media jornada, para disponer de más horas y conciliar la vida laboral y familiar en un periodo tan crucial. Al mismo tiempo evitarían tener problemas en su puesto de trabajo, tanto al quedar embarazadas como después de la baja maternal.

También podrían premiar a las parejas que decidiesen juntar todo su tiempo de permiso de maternidad y paternidad y repartirlo entre los dos al 50%, respetando claro está el tiempo obligado de descanso inicial para la total recuperación de la madre (por ejemplo, ¿qué tal con dos semanas extras de baja, una para cada cónyuge, por repartir al 50% el esfuerzo y la carga de la crianza?). Legislen, por favor, con sentido común y lógica mejorando las leyes actuales, que beneficien a la mayoría de ciudadanos, aportando más recursos económicos a las mismas , y no solo legislen para favorecer a unos pocos. Enric Pérez Rodríguez. Xàtiva.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook