01 de mayo de 2018
01.05.2018

Gracias por los adagios de erasmo

01.05.2018 | 04:15

Recientemente ha visto la luz una selección de adagios con el título de Adagia Selecta, de Erasmo de Roterdam; la publicación ha corrido a cargo de Ediciones de la Tempestad. Con traducción y notas de José Campos –uno de los artífices, junto a Teresa Caudé, de la librería Viridiana– y prólogo del profesor García Roca –catedrático de Historia de la Filosofía en la Facultad de Filosofía de la Universitat de València–supone una la más amplia selección (113 adagios más un diálogo crítico con el Papa Julio II –«Julio rechazado del cielo»), que se ha llevado a cabo en lengua española.

Es verdad que puede parecer escasa si tenemos en cuenta que Erasmo escribió cerca de cuatro mil adagios; pero, con todo, ha supuesto una gran labor de varios años de trabajo para acercar al público (especialista o profano) la sabiduría de uno de los grandes pensadores humanistas. Entre sus páginas encontraremos, entre otros, algunos de los más conocidos adagios del autor, como son el Festina Lente (Date prisa lentamente) o A mortuo Tributum Exigere (Exigir tributo a un muerto). Es por esto por lo que mi agradecimiento es doble; en primer lugar, hacia José Campos, por su incansable amor por la lectura, los clásicos y el aprendizaje; por otro lado, hacia la editorial, que desde un primer momento mostró un gran interés para llevar a cabo este proyecto que felizmente ha llegado a buen puerto. Así, entre ambos, tal vez consigan darle visibilidad, no sólo a Erasmo, sino a la filosofía y, sobre todo, a las humanidades en general, tan necesarias en estos momentos en los que impera, desgraciadamente, el pensamiento único. Pero sólo tal vez. Óscar Campos. València.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook