PORTADA

Las tres granjas de caracoles de la provincia cierran por no rentables

Las instalaciones de Morella, Ares y Soneja han desaparecido en los últimos dos años

 

SARA RIOS CASTELLÓ
El negocio de la cría del caracol no fructífera en la provincia de Castelló, a pesar de disponer de unas condiciones climatológicas óptimas para la reproducción de este molusco. En los últimos dos años han cerrado las tres granjas de caracoles que había en la provincia, la última la de Morella, situada en la finca El Marqués, que actualmente está en venta. También había instalaciones en Ares y Soneja que han colgado el cartel de cerrado.
Desde Fepac-Asaja achacan el fracaso de estos negocios a la falta de rentabilidad de las explotaciones, aunque desde la organización agraria confían en el futuro de este subsector por su potencial económico si se invierte de forma conveniente y se analizan los puntos de comercialización. Según el secretario de Fepac- Asaja en Castelló, Doménech Nácher, el problema radica en la proliferación de la recogida y venta ilegal de caracoles, ya que los productores no pueden competir con los precios que marcan los furtivos. La organización alerta del aumento de este mercado negro, que actúa en la provincia y que luego busca vender grandes cantidades de caracoles silvestres fuera de la Comunitat Valenciana.

Cataluña pionera
En los últimos meses, la asociación agraria ha mantenido contactos con la Interprofesional del Caracol de Crianza, con sede en Cataluña, para conocer las posibilidades de negocio de estas granjas y poder dar respuesta a diferentes personas de la provincia que se han interesado en la puesta en marcha de este tipo de explotaciones.
Cataluña es pionera en la helicicultura, así se denomina la actividad de criar y engordar caracoles. Esta región es la principal productora de caracoles de España y donde está más profesionalizada la producción y comercialización de este molusco tan típico de la tradición gastronómica.
La desaparición de las tres granjas de caracoles que había en los últimos años en la provincia choca con el hecho de que en los últimos tiempos el Seprona de la Guardia Civil haya incrementado sus actuaciones contra la recogida ilegal de caracoles. Así, a finales de julio agentes del Seprona se incautaron de 400 kilos de estos moluscos en Vila-real y detuvieron a cinco personas de nacionalidad búlgara, que habían cometido importantes daños en los huertos para lograr recoger caracoles.

  HEMEROTECA

EL HUMOR GRÁFICO DE XIPELL


  LA SELECCIÓN DE LOS LECTORES
 LO ÚLTIMO
 LO MÁS LEÍDO
 LO MÁS VOTADO
Levante-emv.com y Levante-EMV son un producto de Editorial Prensa Ibérica
Queda terminantemente prohibida la reproducción total o parcial de los contenidos ofrecidos a través de este medio, salvo autorización expresa de Levante-emv.com. Así mismo, queda prohibida toda reproducción a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, Ley 23/2006 de la Propiedad intelectual.
 


  Aviso legal
  
  
Otros medios del grupo Editorial Prensa Ibérica
Diari de Girona  | Diario de Ibiza  | Diario de Mallorca | El Diari  | Empordà  | Faro de Vigo  | Información  | La Opinión A Coruña  |  La Opinión de Granada  |  La Opinión de Málaga  | La Opinión de Murcia  | La Opinión de Tenerife  | La Opinión de Zamora  | La Provincia  |  La Nueva España  | Mallorca Zeitung  | Regió 7  | Superdeporte  | The Adelaide Review  | 97.7 La Radio  | Blog Mis-Recetas  | Euroresidentes  | Lotería de Navidad | Oscars | Premios Goya