01 de mayo de 2015
01.05.2015

Por la inserción laboral del Síndrome de Down

Los alumnos del Taller de Empleo demuestran su valía profesional desarrollando las tareas propias de un trabajador sirviendo un café, atendiendo a clientes y tomando notas

14.05.2015 | 13:33
Por la inserción laboral del Síndrome de Down

Iniciativa. Los usuarios de la Fundación Síndrome de Down de Castelló ejercieron ayer como camareros y dependientes en los establecimientos de la plaza Santa Clara para reivindicar el derecho de las personas con discapacidad intelectual a disfrutar de las mismas oportunidades laborales que el resto de la población.

«Soy feliz». Así resumía Víctor Chiva, de 19 años y de Onda, su participación en la iniciativa «Plaza Santa Clara por la Integración Laboral» organizada por la Fundación Síndrome de Down y que tuvo lugar ayer con motivo de la conmemoración del Día del Trabajador. El sentimiento de felicidad que expresó el joven evidenció la necesidad de que las personas con discapacidad intelectual puedan integrarse en el mundo laboral ordinario, como reclama la fundación. «He recogido las mesas, las limpiaba, he atendido a la gente,...», explicaba Víctor que, durante unas horas, pudo ejercer de dependiente en el establecimiento Món Ibèric.

El acto posibilitó a 36 alumnos del taller de Formación y Empleo de la fundación demostrar que son capaces de trabajar como dependientes y camareros. Para ello contaron con la colaboración desinteresada de 24 establecimientos de los alrededores de las plazas Pescadería y Santa Clara. El objetivo era reivindicar el derecho que tienen las personas con síndrome de Down o discapacidad intelectual, a disfrutar de las mismas oportunidades laborales que el resto de la población.

Los jóvenes realizaron las tareas propias de un trabajador en su puesto de trabajo sirviendo un café, atendiendo a clientes, tomando nota de un pedido, etc.

La iniciativa fue muy bien acogida por los establecimientos colaboradores, quienes animaron a otros empresarios a que den una oportunidad laboral a jóvenes con discapacidad intelectual. «Ha sido una experiencia muy positiva en la que los chicos han demostrado que pueden trabajar muy bien. Yo también tengo un hijo con discapacidad y me gustaría que no tuviera problemas para que le contratara una empresa», declaró Amado Tauste de 49 años y propietario de uno de los bares que colaboraron con la fundación. Grace Pérez, de 40 años, y dueña de otra cafetería también manifestó lo bien que atendió a sus clientes Salva, el joven de la fundación que ejerció de camarero.

Mesa informativa

A lo largo de la mañana también se instaló un expositor en el que se ofrecido información sobre el servicio de Formación y Empleo de la entidad. Con la jornada se pretende impulsar la visibilidad de las personas con síndrome de Down o discapacidad intelectual, mostrando sus capacidades y habilidades y «reclamar a la sociedad un cambio de conciencia que favorezca su plena inclusión laboral», manifestaron desde la fundación.

De las más de 23.000 personas con síndrome de Down en edad de trabajar que hay en España, al 95 por ciento nunca se le ha dado la oportunidad de demostrar su valía. Una realidad que limita las posibilidades del colectivo y supone una seria traba a sus aspiraciones de mejorar su autonomía y llevar una vida lo más plena e independiente posible.

Por este motivo, desde la Fundación Síndrome de Down se pretende un doble objetivo: concienciar a la sociedad sobre el derecho a trabajar de las personas con síndrome de Down y poner el foco directamente en el colectivo de empresarios. A estos se les recuerda que hay un gran número de personas con esta discapacidad intelectual que están preparadas, que cuentan con la formación y con las ganas, y que tan solo necesitan que se les dé la oportunidad que merecen para demostrar de lo que son capaces.

Una oportunidad recogida en la Convención Internacional sobre los Derechos de Personas con Discapacidad de la ONU (en vigor en España desde el 3 de mayo de 2008), que en su artículo 27 reconoce «el derecho de las personas con discapacidad a trabajar en igualdad de condiciones con las demás, a condiciones de trabajo justas y favorables, y en particular a igualdad de oportunidades».

Además, la Ley General de Discapacidad (antigua Ley de Integración Social de los Minusválidos –LISMI-), que obliga a las empresas de más de 50 trabajadores a que reserven un 2 por ciento de sus puestos de trabajo a personas con algún tipo de discapacidad es de escaso cumplimiento: únicamente una de cada tres empresas cumple con esta legislación.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Castelló

Castelló convoca un concurso de videojuegos para los jóvenes

Castelló convoca un concurso de videojuegos para los jóvenes

No se admitirán temáticas que inciten a la violencia, racismo o cualquier forma de discriminación

Vidal pide valorar la construcción de un nuevo edificio en Borrull en vez de rehabilitarlo

«Los castellonenses, que vamos a tener que pagar un préstamo por ese importe, no...

La zona eólica de l´Alt Maestrat será la primera que revocará el Consell

Las revocaciones administrativas del Plan Eólico de la Comunidad Valenciana se iniciarán en la...

¡Qué suene la música clásica!

¡Qué suene la música clásica!

La Carpe Diem Chamber Orquestra de St. Petesburg está formada por más de 70 prestigiosos músicos,...

Detenido un varón por disparar con una flecha al perro de su vecina

El suceso ocurrió en una finca en Alcalà de Xivert y el animal tuvo que ser operado de urgencia

EL HUMOR GRÁFICO DE XIPELL


anteriorsiguiente

Playas en la Comunitat Valenciana

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre las playas de Alicante, Castelló y Valencia y el mapa con todas las playas. ¡Vota tu playa favorita, envía fotos de las playas y decide dónde pasar tus días de sol!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine