29 de octubre de 2015
29.10.2015

«Gané 380.000 euros en una partida y me quedé sin nada en dos segundos»

Javier, que recibe tratamiento para superar su ludopatía en Patim, recuerda además con amargura, en un seminario en la UJI, que «el día que falleció mi padre elegí el juego a estar con él»

29.10.2015 | 08:17
«Gané 380.000 euros en una partida y me quedé sin nada en dos segundos»

«Llegué a ganar 380.000 euros en una partida y quedarme sin nada dos segundos después. Pero más que dinero, pierdes tu vida. Por el camino he dejado una familia, mi matrimonio y el poder estar con mi hijo de 8 años», confiesa un salmantino adicto al juego que recibe tratamiento en Castelló. A sus 39 años, Javier resume así el peaje pagado por más de dos décadas de adicción al juego, al que suma otro recuerdo amargo más: «El día que falleció mi padre elegí el juego a estar con él».

Javier trata de ganarle la partida a la ludopatía en la comunidad terapéutica Los Granados que la Fundación Patim, especializada en el tratamiento de adicciones tóxicas y no tóxicas, tiene en Castelló. La entidad organizó ayer en la Universitat Jaume I el décimo Seminario de Adicciones no Tóxicas bajo el lema «Juego patológico: ¿trastorno o conducta?», con motivo del Día Mundial sin Juegos de Azar, que se celebra hoy jueves.

«Empecé jugando con 14 años en una máquina tragaperras, con los amigos, para completar la paga del fin de semana que me daban mis padres. Pero fui buscando más. Peleas de perros y gallos, partidas clandestinas y juego on line», confiesa Javier.

Fue sin duda un testimonio impactante en torno a un auge de las apuestas de todo tipo que hace que cada vez sea más accesible, sin salir de casa, estar en contacto directo con todo tipo de apuestas. «Tenemos que llegar a la sociedad para concienciar de que una publicidad continuada y con escasos controles produce la puesta en práctica de este trastorno de conducta, de este comportamiento adictivo que empieza a considerarse como el mayo problema», comenta el presidente de Patim, Francisco López.

La legislación española establece la posibilidad de 'autoprohibirse' la entrada en bingos y casinos de una región o de toda España, una opción que Javier activó para vetar su acceso a estos lugares de juego e incluso a salones 'on line', aunque en este último caso las trampas, advierte, «son fáciles».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL HUMOR GRÁFICO DE XIPELL


anteriorsiguiente

Playas en la Comunitat Valenciana

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre las playas de Alicante, Castelló y Valencia y el mapa con todas las playas. ¡Vota tu playa favorita, envía fotos de las playas y decide dónde pasar tus días de sol!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine