29 de octubre de 2015
29.10.2015
Laboratorio de Ideas

La medicina y la muerte digna

La asociación DMD propone que el morir no sea el «principal enemigo» del médico y que se facilite un fallecimiento «tranquilo»

29.10.2015 | 12:12
Velasco, Ballester y Soler, momentos antes de la conferencia en la UJI.

El próximo domingo se celebra el Día de Todos los Santos y, en esta víspera, la Universitat Jaume I (UJI) de Castelló ha puesto sobre la mesa el debate del derecho a una muerte digna con expertos como el decano de la Facultat de Ciencias de la Salud, Rafael Ballester, el presidente de la asociación Derecho a Morir Dignamente (DMD) de la Comunitat Valenciana, Javier Velasco, y el médico y secretario de DMD en Madrid, Fernando Soler.

El caso de Andrea „la niña de Galicia que falleció tras retirarle la alimentación artificial a petición de los padres„ queda muy cerca para no hacer referencia a este caso y preguntarse: ¿Qué es una muerte digna? ¿De quién es la vida? Y, ¿quién puede decidir sobre el fin de la vida?
Reflexiones, todas ellas de gran calado, que abren interrogantes y ponen en el punto de mira a la medicina como uno de los actores decisivos en el proceso de morir. Velasco destaca cuando, por primera vez, la medicina se ocupa de la muerte y que fue en el año 1996 en el documento «The goals of Medicine», donde se recoge que el médico tendrá como fin «evitar la muerte prematura» y «la búsqueda de una muerte tranquila».

Hasta entonces, cuando una persona estaba en fase terminal, la medicina se retiraba y entraban la religión o la familia para dar el soporte emocional. Ahora, los avances en la medicina pueden alargar este estado de manera indefinida. «El médico concibe a la muerte como el enemigo a abatir y, vencer a la muerte, no tiene sentido», añade Velasco. Con la medicina moderna «los hospitales se han llenado de enfermos que se sustentan en soportes vitales y se plantea la decisión de la retirada, lo que supone la muerte», añade.

Este tipo de situaciones son las que «nos obligan» a abordar la eutanasia y el suicido asistido como opciones que defiende Velasco y sobre las que urge la necesidad de una legislación que lo regule, «no para imponerlo sino para permitirlo».

El posicionamiento de la asociación DMD es claro y pide la «disponibilidad de la propia vida, es decir, la despenalización de la eutanasia y el suicido asistido», com ya ocurre en otros países europeos como Suiza. Y, a tenor de los datos del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) del 2009 „última encuesta de la que se dispone„, parece que la sociedad refrenden este posicionamiento.

El 80 por ciento de las personas se muestra partidaria de tener una muerte sin sufrimiento y en poner fin a la intervención médica en casos terminales. Velasco afirma que estos datos evidencian que la sociedad «es más madura que los representantes políticos» y que la no legislación es más por una cuestión de jerarquías políticas y eclesiásticas que del propio ciudadano.

«Un fenómeno universal»
«La muerte es un fenómeno universal y democrático „todos vamos a morir„ y es uno de los actos más importantes de la vida». Así se expresaba el profesor Ballester quien resaltó la importancia de «hablar» de la muerte, entre otras cosas, «porque cuando nacemos no somos conscientes de que nos están dando la vida, pero sí somos conscientes cuando nos vamos a morir».

No obstante, para lo importante que es esta parte de la existencia, en opinión de Ballester, se habla poco de ello. «Debería haber más debate y que nos educaran también sobre la muerte. Si nos hurtan el debate, nos hurtan la libertad» a elegir sobre nuestra propia muerte. Además, añade que, «quien teme a la muerte, no sabe morir, y no sabe vivir» y que «nadie muere por capricho, es gente que sufre mucho, que no están deprimidos y que quieren decidir sobre su último acto de vida».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL HUMOR GRÁFICO DE XIPELL


anteriorsiguiente

Playas en la Comunitat Valenciana

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre las playas de Alicante, Castelló y Valencia y el mapa con todas las playas. ¡Vota tu playa favorita, envía fotos de las playas y decide dónde pasar tus días de sol!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine