18 de noviembre de 2015
18.11.2015

De la ciutat esportiva a «la roja»

17.11.2015 | 23:48

a selección española de fútbol se enfrentó recientemente en partido amistoso a Inglaterra y en La Roja militaban dos futbolistas procedentes de la escuela de la Ciutat Esportiva de Vila-real. Llegaban a la selección de puntillas, sin la aureola de buena parte de sus compañeros, todos ellos prácticamente intocables en el equipo de Del Bosque, pero iban a protagonizar los dos goles de La Roja, los dos de excelente factura. Eran Cazorla y Mario, interior aquel, lateral derecho este. El gol de Mario pasará a la historia por su espectacularidad en un remate de media chilena que levantó al público de sus asientos; el de Cazorla por su finura, con un remate ajustado al palo que se coló fuera del alcance del meta inglés. A nadie extrañó la jugada de Cazorla, procedente de un remate lleno de talento por parte de quien ahora mismo es el futbolista fundamental en el Arsenal; la media chilena de Mario asombró a propios y extraños. Fue esa jugada que cualquier profesional sueña protagonizar la noche antes del partido y aquella que guardará en su memoria para contarla a sus nietos, llegado el momento.

Cuentan que en el Villarreal antes que futbolistas ayudan a formar personas. Anécdotas hay que cuentan de jovencitos aspirantes a estrellas que, llenos de talento, no estaban adornados con las virtudes personales exigidas. Un día, uno de los chavales de gran porvenir futbolístico, interno en las instalaciones del equipo amarillo, tal vez con morriña familiar, no tuvo otra ocurrencia que abandonar las instalaciones donde se formaba y vivía, sin avisar a nadie de su partida. Su ausencia duró un día con su noche y al regreso le esperaba la expulsión inexorable. Nunca más se supo, al margen la comunicación de la falta a sus familiares.

Es público y notorio -Vila-real es una ciudad pequeña en la que todos nos conocemos- que tanto Cazorla como Mario son dos chavales a los que la notoriedad no les ha jugado ninguna mala pasada. Cazorla llegó a la Ciutat Esportiva desde su Asturias natal y aquí se formó. Llegó la hora del ascenso al primer equipo, pero era muy joven y el Villarreal decidió cederlo una temporada al Recreativo de Huelva, donde jugó una temporada para regresar después e integrarse en el primer equipo para ir consolidándose en el enorme futbolista que es. Así las cosas, llegó un momento en que el club necesitaba hacer caja puesto que la situación financiera así lo exigía y Cazorla sin rechistar, aceptó su traspaso al Málaga, para poco después hacerlo a la Premier en las filas del Arsenal.

Mantiene excelentes relaciones con el cuadro amarillo al que sigue, para alegrarse de su trayectoria. Hoy es uno de los mejores futbolistas de Europa en su puesto.

Lo de Mario es distinto. Llegó a la Ciutat Esportiva formando parte de un grupo de jovencísimos futbolistas procedentes del Albacete y fue creciendo como futbolista profesional a base de esfuerzo. A Mario le costó Dios y ayuda imponerse en su puesto y por mucho que el club fue buscando incansable un titular para el puesto al que aspiraba consolidar Mario, no hubo manera de que le arruinaran su proyección hasta que acabó adueñándose de lateral derecho. Llamado a la internacionalidad por Del Bosque, aprovechó la oportunidad en busca de un lugar fijo en la selección. Uno y otro han conseguido llegar a la cúspide y que sea por mucho tiempo. La factoría de la Ciutat Esportiva sigue produciendo grandes profesionales, en grandes personas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL HUMOR GRÁFICO DE XIPELL


anteriorsiguiente

Playas en la Comunitat Valenciana

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre las playas de Alicante, Castelló y Valencia y el mapa con todas las playas. ¡Vota tu playa favorita, envía fotos de las playas y decide dónde pasar tus días de sol!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine