17 de diciembre de 2015
17.12.2015

El abismo

17.12.2015 | 08:14

Nunca es fácil interpretar las cuentas de una empresa. Los que trabajan en banca lo saben. Los balances de una empresa son un lienzo coloreado según convenga. En ocasiones, no dejan de ser un bello rostro lleno de botox. Imagínense además si hay un concurso de acreedores de por medio con convenio y quita y, para más inri, herencias venenosas y mucho trasiego de cash en efectivo.

Intentaremos ahora interpretar la situación económica del club con toda la cautela del mundo:

El resultado de explotación ha sido de + 3.427.265 ?. Pero no nos confundamos, ese resultado deviene de computar la quita del concurso como ingreso, exactamente 3.890.227 ?. Es decir, de no computarse dicha quita, estaríamos hablando de un ejercicio con resultado negativo de -463.000 ? aproximadamente. Nos recuerda esto al ejercicio anterior, en el que se ingresaron 660.000 ? de Aerocas por un patrocinio pendiente de cobrar desde 2010 y aún así, el resultado fue de + 95.600 ? aproximadamente. ¿Qué hubiera sido del club sin tal ingreso?

Buena parte de los ingresos del club tienen su origen en los aficionados o papás del fútbol base, ya sea vía abonos, entradas, cuotas o compras en las tiendas. En concreto 472.000 ?, una cifra que ya quisieran para sí muchos equipos de Segunda B. Todos ellos son los principales financiadores del club y sobre los que apenas se tiene detalle alguno.

El fondo de maniobra, es decir, la diferencia entre lo que se tiene que cobrar y pagar a corto plazo, presenta un saldo cercano a los -750.000 ?. Esto sobre el papel, significa una incapacidad para atender pagos venideros por un importe elevadísimo en relación a la capacidad de generar recursos en breve. Altamente preocupante, máxime cuando en el supuesto de incumplir el convenio, puede instar a la liquidación de la sociedad algún acreedor farruco.

Fondos propios de - 3.140.000, tras haberse computado como ingreso los 3.890.227 ? de quita del convenio. Esto, sumado a la inexistencia de patrimonio y otras variables, supone para la sociedad lo que la propia auditora contratada por el club dice en la memoria: ser una «empresa en causa de disolución».

Unas reservas de -4.000.000, una cifra millonaria negativa. El resultado nefasto y acumulado de la gestión, sobre todo, de quienes pagarán ante la justicia: Castellnou.

Desconocemos cuánto dinero líquido real tiene David Cruz para hacer frente a los pagos hasta final de temporada. Nos limitamos a decir que el saldo publicado a fecha 30 de junio era de 40.000 ?, una cifra nimia en comparación a la deuda. No podemos decir más. Luego de tal fecha, la campaña de socios no ha sido la esperada y desconocemos si el club se ha podido financiar de alguna manera no conocida.

Esta es, con cierta brocha gorda, la situación que percibimos sobre las cuentas oficiales que nos han sido ofrecidas como accionistas. Sobre tales, estas consideraciones:

1) El concurso provoca unas obligaciones y a medida que vaya pasando el tiempo, se irán solapando los distintos pagos que surgirán tras los periodos de carencia. El año que viene esperan 240.000 ? de gastos con Hacienda. Se pagaron 140.000 ?, y actualmente se pagan 10.000 ? mensuales. A partir del tercer año, la situación será insostenible.

2) El administrador está obligado a hacer todo cuanto pueda para hacerla viable, agotando las posibilidades. Por consiguiente, si Cruz no presenta solvencia, como parece, debe buscar un inversor, y si no lo encuentra (así ha sido hasta ahora), instar a una ampliación de capital. Lo contrario es gestión inapropiada.

3) ¿Qué finalidad se ha dado al dinero de Aerocas y al del aficionado? Más de un millón en un año. A día de hoy somos incapaces de saberlo. Si nos ponemos en el escenario de que hubiese sido utilizado en su totalidad para ascender, la consecuencia resultaría calamitosa: sin dinero, sin ascenso y sin garantías para atender futuras obligaciones.

Esperando la calificación del concurso como culpable por parte del administrador (caiga quien caiga), con los datos en la mano sólo podemos decir: «insert coin o game over».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL HUMOR GRÁFICO DE XIPELL


anteriorsiguiente

Playas en la Comunitat Valenciana

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre las playas de Alicante, Castelló y Valencia y el mapa con todas las playas. ¡Vota tu playa favorita, envía fotos de las playas y decide dónde pasar tus días de sol!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine