23 de diciembre de 2015
23.12.2015

no era cuestión de mala suerte

22.12.2015 | 21:56

ás o menos el Villarreal volvió a repetir el partido realizado ante el Real Madrid, en el que se puso por delante en el marcador en la primera parte y se dejó ir en la segunda. Ante los madridistas porque venían de jugar cuarenta y ocho horas «allá a fer la ma» y sin apenas descanso y le salió bien, este domingo de elecciones volvió a repetir estrategia: en el primer tiempo marcó un gol y en el segundo repitió la faena, esta vez adornada con un gol más para aumentar un poco el talento de Denis Suárez, cada día un paso más en su camino hacia el Olimpo.

Tanto en un partido como en otro contó con un sistema defensivo perfecto, empezando por el portero francés Areola, que cuenta además con gente de fiar así en la primera línea de cuatro como en la segunda de dos, más las ayudas que hagan falta. Musacchio ha vuelto igual de colosal que se fue y Víctor Ruiz no hace sino parecerse a sí mismo, es decir, un seguro de vida en el área propia. El marcador rival volvió a acabar a cero, del propio se ocupó Denis Suárez. En el primer gol fue el único en ver el hueco para meter el empeine en lo que pareció una caricia que adquirió velocidad y fuerza a medida que la bola se desplazaba en busca de la red desde alguna distancia. El segundo fue la consecuencia de un contragolpe en el que el balón salió despedido Denis Suárez lo cazó en carrera, burló en un quiebro al portero que había salido mucho y que quedó tirado, siguió el media punta su carrera en solitario hasta que casi le alcanza un defensor, al que también sorteó para rematar con igual finura que en el primer gol. El partido agonizaba y Suárez lo remato.

El Villarreal volvió a ser mejor atacando en la primera parte y también mejor defendiendo en la segunda. Si persisten en el compromiso, la barrera de los treinta puntos en la primera vuelta se superará. El bache sufrido –más que bache, socavón– no había sido cuestión de mala suerte sino de la elección de los mejores en cada momento, a la que se ha sumado un mayor compromiso, una estrategia inteligente, la calidad indiscutible de la mayor parte y, vuelvo a insistir, el deseo de ganar, compitiendo como es debido.

Hasta el entrenador Marcelino García sintió la necesidad de una llamada al orden de la tropa, incluso saliendo a los medios para decir que algunos de sus profesionales no daban de sí lo que cabía esperar de ellos. A veces también en el fútbol los árboles no nos dejan ver el bosque y para vencer la torpeza solo es necesario una cierta perspectiva, elevarse para ver las copas de la arboleda y actuar en consecuencia, todo partiendo de la base de una plantilla compuesta de excelentes profesionales, lo son, a condición de potenciar la calidad, al menos con el mismo compromiso que el rival, incluso ante el Madrid en casa o la Real Sociedad en la suya.

Permítasenme unas líneas para el partido jugado entre el Real Madrid y el Rayo Vallecano, en el que un sujeto, con el pito en la boca, dejó con nueve futbolistas al Rayo, al que además pitó un penal injusto. A partir de ahí el partido se convirtió en un espectáculo deplorable, porque el Real Madrid, ante sus nueve opositores, se dedicó a meter goles, hasta diez en una goleada que difícilmente se volverá a producir. No eran necesarios tantos, porque con la mitad la goleada estaba clara y los cinco sobrantes no tuvieron otra «virtud» que el ensañamiento ante un rival descompuesto, por obra y gracia de un arbitraje lamentable.

Con la televisión de por medio, millones de espectadores se reafirmaron en la idea de que «Así, así, así gana el Madrid». La humillación del Rayo de Vallecas, no era necesaria. Tal vez sirva la hazaña para reforzar la imagen de un Benítez hasta entonces muy tocado. Diez goles después, Rafael Benítez ha recuperado su crédito. Que sea para bien.

Volviendo a lo doméstico, el Villarreal recibirá al Valencia el próximo 31 de diciembre y los aficionados tenemos derecho a esperar una nueva victoria que, de jugar con los arrestos que son exigibles, debe producirse.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL HUMOR GRÁFICO DE XIPELL


anteriorsiguiente

Playas en la Comunitat Valenciana

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre las playas de Alicante, Castelló y Valencia y el mapa con todas las playas. ¡Vota tu playa favorita, envía fotos de las playas y decide dónde pasar tus días de sol!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine