16 de enero de 2016
16.01.2016

cristiano padece el síndrome messi

15.01.2016 | 23:38

Cristiano Ronaldo es el mejor jugador del mundo y por ello tiene tres Balones de Oro. Lionel Messi no es de este mundo y por ello suma ya cinco Balones de Oro. Se ha abierto la brecha de galardones entre las dos grandes estrellas del fútbol de España. Sin embargo, la disputa entre ambos no está cerrada. Sobre todo, porque el portugués comienza a padecer el síndrome Messi. No es miedo escénico lo que padece cuando juega un partido, sino obsesión por no ser menos que su gran rival. Ocurrió en la pasada jornada de Liga en que el Barça derrotó al Granada y de los cuatro goles de su equipo Messi hizo tres. Luego, dos horas después, el Madrid goleó al Deportivo (5-0) y tres de los tantos fueron obra de Bale y los dos restantes de Benzema. Cristiano no los cató.

Siempre se puede decir que Cristiano busca el gol con afán aunque también se le acusa, al menos en esta temporada de que falla en los partidos de compromiso. No ha marcado ninguno a Sevilla, Barcelona, Villarreal, Valencia y Paris Saint Germain y ello confirma que ante los grandes su poderío es menos. Cristiano hizo cuanto pudo por marcarle tantos al Dépor porque, previamente, había conocido las tres dianas de Messi. Tuvo más de una ocasión para no irse de vació y la presión le pudo. No pudo quejarse esta vez de que sus compañeros no le ayudaran a aumentar su cuenta goleadora.

En el Barça, los tres delanteros no compiten entre ellos y procuran distribuirse los tantos como amigos y residentes en Barcelona. Cuando uno de los tres no encuentra puerta el resto del equipo se vuelca en jugadas que puedan aliviar su pesar. En el Madrid nunca ha ocurrido tal conexión. Solamente Benzema, de vez en cuando, cede un balón para que se adorne otro. Con Bale tendremos algún rifirrafe. Contra el Dépor marcó tres dianas y por segunda vez se llevó el balón a casa. Tales conquistas y elogios de los medios informativos no gustan a Cristiano. Benítez trató de dar coba al galés porque alguien le susurró que el club era partidario de potenciarle, porque Cristiano ya estaba en la treintena y tenía menos recorrido. Fue fatal para Benítez que diera cariño a Bale.

Zidane ha prometido amor eterno a los tres y a los quejosos. Por ello, en el último partido mantuvo la tripleta atacante y dio oportunidad a Isco y Carvajal y también dio bola James y Jesé. La diferencia entre Messi y Cristiano reside en el hecho de que Neymar y Suárez han aceptado el liderazgo del argentino diríase que hasta con gusto. En el Madrid, el portugués nunca permitirá que le resten alguna estrella del uniforme. Para los demás, como mucho, galones.

Entre Messi y Cristiano seguirá habiendo lucha por botas y balones de oro. Ello continuará dando brillo a la Liga española. En los premios FIFA, además de Messi, triunfó como entrenador Luis Enrique y entre los once mejores hubo cuatro madridistas y cuatro barcelonistas. De ellos, sólo dos españoles, Sergio Ramos e Iniesta. La mejor Liga del mundo, desde el punto de vista español, tiene menos oro que oropel.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL HUMOR GRÁFICO DE XIPELL


anteriorsiguiente

Playas en la Comunitat Valenciana

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre las playas de Alicante, Castelló y Valencia y el mapa con todas las playas. ¡Vota tu playa favorita, envía fotos de las playas y decide dónde pasar tus días de sol!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine