20 de enero de 2016
20.01.2016

La diputación activa su plan de obras con críticas por dejar fuera a los grandes municipios

La institución impulsa actuaciones por valor de 7,8 millones y el PSPV recrimina la exclusión de las ciudades de más de 20.000 habitantes

20.01.2016 | 03:52
La diputación activa su plan de obras con críticas por dejar fuera a los grandes municipios

El pleno de la diputación activó el Plan Provincial de Obras y Servicios (POYS) de 2016, a través del cual se realizarán actuaciones por valor de 7,8 millones de euros. El PSPV votó en contra del plan, al dejar fuera a los ocho municipios de más de 20.000 habitantes, por lo que sus beneficios no llegarán al 56 % de la población provincial. Compromís arrancó el compromiso del gobierno de que el POYS, al menos, se haga extensible a las pedanías de Castelló, Almassora, Borriana, Onda y Vila-real.

El diputado delegado de la Oficina Técnica, Ibán Pauner, defendió esta «importante inyección inversora a los pueblos», cuyos ayuntamientos decidirán las obras y la diputación las cofinanciará. Este año hay previsto acometer 400 actuaciones y la partida económica crece un 78 % respecto a la de 2015.

El PSPV votó en contra de la convocatoria por excluir a los grandes municipios, aquellos cuya población supera los 20.000 habitantes. El portavoz socialista, José Benlloch, acusó al gobierno provincial de haber convertido a la diputación «en la más arbitraria de la historia». Según señaló, dejar fuera a las ciudades, «en las que casualmente no gobierna el PP», supone una discriminación para 360.000 ciudadanos, equivalentes al 56 % de la población provincial. Añadió que esta «arbitrariedad» en las ayudas regladas (las que se reparten a través de una convocatoria pública abierta a todos los municipios) se suma a la de los convenios singulares (los que suscribe la diputación de manera individual con los ayuntamientos), ya que estos últimos benefician en un 80 % a municipios gobernados por el PP.

El PP respondió que los POYS tienen como destinatario a los ayuntamientos con menos recursos y señaló que hay otras líneas de ayuda a las que sí pueden acceder los grandes.

Por su parte, Compromís logró arrancar el compromiso del equipo de gobierno de extender la ayuda del POYS a las entidades singulares o núcleos poblacionales que dependan de municipios con más de 20.000 habitantes. Podrán beneficiarse las pedanías de Castelló, Almassora, Borriana, Vila-real y Onda.

Por otra parte, la diputación acordó por unanimidad instar a las confederaciones hidrográficas del Júcar y de Ebro que agilicen la limpieza de cauces y barrancos para prevenir inundaciones. También hubo acuerdo en sendas iniciativas de Ciudadanos reclamando sistemas de protección para motociclistas.

Por último, la sesión plenaria oficializó, con el apoyo unánime de todos los grupos políticos, la renuncia a la condición de diputado provincial de Miguel Barrachina, hasta ahora vicepresidente primero, al haber sido elegido diputado en el Congreso. El presidente Moliner agradeció a Barrachina su «compromiso político y personal», y su «lealtad y dedicación incansable a nuestra provincia a través de la Diputación de Castelló».

En el próximo pleno se visualizarán los cambios motivados por la marcha a Madrid de Miguel Barrachina. Vicent Sales asumirá la vicepresidencia primera y la portavocía del grupo popular en la institución.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

EL HUMOR GRÁFICO DE XIPELL


anteriorsiguiente

Playas en la Comunitat Valenciana

Los mejores restaurantes en Valencia

Descubre las playas de Alicante, Castelló y Valencia y el mapa con todas las playas. ¡Vota tu playa favorita, envía fotos de las playas y decide dónde pasar tus días de sol!

 
Enlaces recomendados: Premios Cine